Piden activistas cubanos formar grupo para apoyar democracia en Cuba

Activistas de la sociedad civil independiente de Cuba dieron hoy a conocer un acuerdo para promover un grupo representativo que actúe como canal de diálogo con las instituciones y otros posibles interlocutores en pro de la democracia de la isla.

En Casa de América, los activistas, entre ellos los periodistas Reinaldo Escobar y Yoani Sánchez, demandaron cuatro puntos al gobierno de Cuba entre ellos libertad incondicional de todos los presos por motivos políticos, incluyendo aquellos que están bajo licencia extra-penal.

Asimismo, el fin de la represión política, muchas veces violenta, contra el pacífico movimiento de derechos humanos y pro-democracia.

Pidieron respeto de los compromisos internacionales ya suscritos por el gobierno de Cuba, ratificación -sin reservas- de los pactos internacionales de derechos humanos y cumplimiento de los convenios de la Organización Internacional del Trabajo sobre derechos laborales y sindicales.

El cuarto punto es el reconocimiento de la legitimidad de la sociedad civil cubana independiente.

A la reunión se esperaba al disidente cubano Guillermo Fariñas, pero tras ser arrestado y golpeado el día 17 pasado, el médico le prohibió viajar en avión por el estado de sus costillas, aseguraron los activistas.

En rueda de prensa, la portavoz de las Damas de Blanco, Berta Soler, manifestó su preocupación por cualquier relación bilateral que puedan mantener las autoridades europeas con Cuba.

"Nosotros estamos luchando no solo por un cambio económico o migratorio, sino por el respeto a los derechos humanos. En Cuba no hay paz, no hay igualdad, no hay derechos humanos", sostuvo.

Aseguró que el Gobierno cubano "promete y no cumple" y esto es necesario que lo sepan las autoridades europeas.

Por su parte, el presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional de Cuba, Elizardo Sánchez, estimó que hay entre 82 y 85 presos en su país por motivos políticos, pero el número es lo que menos importa porque en ningún país debería haberlos.

El acuerdo dado a conocer este miércoles también con la presencia de Juan Felipe Medina Díaz, del Movimiento Cristiano de Liberación (MCL), indicó que las diferentes propuestas presentadas han sido tomadas en cuenta como base para trazar líneas de trabajo.

"Su divulgación y puesta en marcha es un objetivo primordial", sostuvo.

Los activistas manifestaron su solidaridad con todos aquellos que, queriendo asistir a esta reunión no pudieron porque el Gobierno cubano se los ha impedido.

Sin embargo, aclararon que sus voces han estado representadas y ellos han manifestado su adhesión a la declaración final.

Además, resaltaron que siguen con preocupación los recientes acontecimientos en Venezuela y expresaron su solidaridad con los activistas políticos y pro-democracia de ese país.