Apoya Eurocámara sistema automático de llamadas obligatorio en coches

El Parlamento Europeo (PE) se manifestó hoy a favor de que todos los nuevos modelos de vehículos vendidos en la Unión Europea a partir de octubre de 2015 sean equipados con el llamado sistema "eCall" de llamada automática en caso de accidentes.

La medida fue propuesta por la Comisión Europea (CE), que estima que esta tecnología podría ayudar a salvar 2.5 mil vidas al año en los países europeos.

Un coche equipado con "eCall" es capaz de llamar automáticamente al número europeo de emergencias 112 e indicar la localización exacta del vehículo en caso de accidente grave, reduciendo el tiempo de desplazamiento de los servicios de emergencia al lugar del siniestro en 40 por ciento en zonas urbanas y 50 por ciento en áreas rurales.

Bruselas quiere que los fabricantes queden obligados a instalar el sistema en todos los modelos de vehículos de pasajeros y vehículos comerciales ligeros producidos a partir de octubre de 2015.

Sin embargo, los eurodiputados reconocen que la industria "necesitará un plazo razonable para desarrollar y ensayar el nuevo sistema", por lo que abogan por permitir la posibilidad de reabrir esta fecha en el futuro.

Estiman que la instalación del sistema costará unos cien euros (137 dólares) por vehículo, pero el Ejecutivo europeo propuso que el servicio de llamadas sea gratuito.

La Eurocámara, por su parte, pide que los datos transmitidos por "eCall" se limiten a los estrictamente necesarios para tramitar adecuadamente las llamadas de emergencia.

Ello incluye la clase de vehículo, el tipo de combustible utilizado, la marca de tiempo, la posición exacta, la dirección de conducción, el número mínimo de cinturones abrochados y si la activación del sistema ha sido manual o automática.

De esa manera, confía en proteger los datos de los conductores y evitar el seguimiento permanente de los vehículos.

La propuesta debe ahora ser sometida a la evaluación de los gobiernos de los 29 Estados miembros de la UE, que deben aprobarla por unanimidad para que entre en vigor.