Amenaza Hezbolá a Israel con represalia por reciente ataque

El movimiento chiita libanés Hezbolá advirtió hoy que la agresión israelí del pasado lunes no pasará desapercibida y que se elegirá el momento y los medios adecuados para responder.

En lo que fue la respuesta oficial del partido milicia libanés, Hezbolá aseguró que el bombardeo a una de sus bases en el valle de Bekaa no causó víctimas, pero si algunos daños, con lo cual desmintió versiones de que cuatro de sus miembros habían muerto.

El ataque aéreo israelí a principios de esta semana tenía como objetivo una base del movimiento chiita en la frontera entre Líbano y Siria, según algunas versiones de prensa libanesa.

Fuentes de seguridad habían dicho a The Daily Star que dos camiones que transportaban misiles y un lanzador de proyectiles fueron destruidos, mientras que cuatro miembros de Hezbolá fueron abatidos.

Por su parte, el ejército libanés no ha hecho comentarios sobre el ataque y se ha limitado a comentar que "cuatro aviones de guerra israelíes violaron el espacio aéreo libanés sobre Chekka y se dirigieron hacia el este, concretamente a las regiones de Baalbek y Hermel".

El primer ministro Benjamin Netanyahu ha sostenido por su parte que Israel "hará todo lo necesario para defender a sus ciudadanos", sin hacer una referencia explícita al último bombardeo, reportó el diario The Jerusalem Post.

"Tomaremos todas las medidas necesarias para defender la seguridad de Israel", dijo Netanyahu el martes, pero "no vamos a decir lo que estamos haciendo o lo que no estamos haciendo."

El comandante de la base naval de Haifa, en la costa norte de Israel, dijo al periódico Haaretz que Hezbolá estaba tratando de adquirir armas sofisticadas.

"Hezbolá no se ha detenido ni por un segundo en tratar de conseguir armas avanzadas", añadió el general de brigada Eli Sharvit.