Rechaza Bolivia injerencias externas en asuntos de Venezuela

El vicepresidente boliviano Álvaro García Linera rechazó hoy aquí cualquier tipo de injerencia externa en los asuntos internos de Venezuela, y dijo que deben ser los propios venezolanos quienes resuelvan la situación de ese país.

En rueda de prensa en la sede de Naciones Unidas, García Linera manifestó su rechazo "a cualquier tipo de intervención externa en los asuntos políticos internos" de Venezuela", así como a los grupos violentos que "atacan y desconocen" las instituciones del país.

Añadió que son los propios venezolanos los que deben resolver sus asuntos, a través de las iniciativas que encabeza el gobierno de ese país sudamericano.

"Nuestra posición es muy clara: respeto absoluto e inquebrantable al gobierno democrático y constitucionalmente electo de Venezuela", afirmó el vicepresidente.

De acuerdo con reportes de prensa, han muerto 16 personas en las manifestaciones ocurridas en las semanas recientes en varias ciudades venezolanas, además que se han reportado más de un centenar de heridos.

El presidente venezolano Nicolás Maduro ha culpado al gobierno de Estados Unidos de orquestar las protestas, y ordenó en días recientes la expulsión de tres diplomáticos estadunidenses acusados de fomentar enfrentamientos.

En otro tema, consultado sobre la captura del narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán, el sábado pasado en México, el vicepresidente García Linera explicó que espera que se reduzcan los niveles de violencia en ese país.

El vicepresidente boliviano consideró que los esfuerzos de los países donde se producen y trafican drogas deben ser acompañados por un cambio de políticas en las naciones donde se consumen.

"No bastan los esfuerzos de nuestros países latinoamericanos. Esta es una tarea mundial y corresponde también a los mercados receptores asumir iniciativas audaces para abordar la tarea conjunta de erradicar el narcotráfico", enfatizó.

García Linera visitó la ONU para encabezar una reunión preparatoria para la Cumbre del Grupo de los 77 en la ciudad de Santa Cruz, Bolivia, en junio próximo.

Asimismo, sostuvo un encuentro con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y con el Premio Nobel de Economía 2001, Joseph Stiglitz.