Amplía Francia su operación militar en República Centroafricana

El Parlamento francés autorizó hoy, por amplia mayoría, que se prolongue por cuatro meses la operación militar francesa "Sangaris" en la República Centroafricana, donde el conflicto sectario ha provocado una "dramática" crisis humanitaria.

La extensión del mandato de las fuerzas francesas desplegadas en el país africano fue aprobado este martes en la Asamblea Nacional y en el Senado, después de un largo debate en el que el gobierno insistió en la urgencia de pasar el relevo a tropas de las Naciones Unidas (ONU).

En la Asamblea Nacional, los diputados votaron 428 a favor y 14 en contra, con 21 abstenciones; mientras que en el Senado, 328 legisladores respaldaron la extensión de la operación, tres la rechazaron y 15 no se pronunciaron.

La autorización en París fue celebrada en Bangui por la presidenta interina centroafricana Catherine Samba-Panza, quien se dijo satisfecha de que los franceses aceptaran mantener su ayuda a la población de su país, de acuerdo con reportes del diario Le Figaro.

Durante el debate en la Asamblea Nacional, el primer ministro francés Jean-Marc Ayrault instó este martes a la ONU a tomar el relevo "lo más rápido posible" de las operaciones militares en Centroafricana.

Destacó que respecto a diciembre pasado, cuando se recrudeció el conflicto en Bangui, se observa un progreso real en la situación a partir de enero cuando comenzó la operación "Sangaris".

Sin embargo, aseguró que Francia no tiene la intención de sustituir a las fuerzas internacionales, cuya responsabilidad es garantizar a largo plazo la seguridad de la República Centroafricana, por lo que llamó a la ONU a implementar una operación de mantenimiento de la paz.

Ayrault admitió que la violencia en Bangui ha disminuido pero que las fuerzas francesas tienen dificultades significativas en ese país porque participan en una operación más compleja de lo esperado.

Por su parte, el ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, también presente en la sesión parlamentaria, insistió en el relevo de la ONU y pidió a Bangui hacer todo lo posible para celebrar la elección presidencial como está previsto, en febrero de 2015.

Francia envió a República Centroafricana mil 600 soldados para poner fin a los ataques de represalia por parte de milicias cristianas contra comunidades musulmanas, posteriormente desplegó 400 efectivos adicionales, y la violencia disminuyó pero no ha cesado.