Raquel Huerta-Nava busca sistematizar la obra de su padre

Al ofrecer esta tarde la charla "Viviendo con Efraín Huerta. Recuerdos de mi padre", la también poeta Raquel Huerta-Nava aseveró que falta mucho por investigar sobre la obra periodística de su papá, por lo que actualmente y desde 2013 está empeñada en sistematizar su legado.

En el Sotocoro de la Universidad del Claustro de Sor Juana (UCSJ), Huerta-Nava comenzó recordando que en su infancia fue común ver en su casa, casi como parte de su familia, a destacadas personalidades de las letras, el arte y la cultura, como Nicolás Guillén, Jaime Sabines y Mario Benedetti, entre otros.

La actividad, enmarcada en el centenario del natalicio del poeta reconocido en Hispanoamérica como "El gran cocodrilo", convocó a decenas de estudiantes, profesores y público en general, quienes escucharon atentos cada uno de los señalamientos que la conferencista hizo en torno a la vida y obra de su padre.

"Mi padre nunca se dio la importancia que tuvo como escritor, como poeta y como periodista. Odiaba los reflectores y el protagonismo, tal vez por eso, junto con mi madre, enseñó a sus hijos a trabajar, para que no se convirtieran en 'juniors' que vivieran a sus expensas y se abrieran camino en la vida", expuso.

Trabajadora de toda la vida, Raquel Huerta-Nava se ha echado a cuestas una nueva responsabilidad: Recopilar, sistematizar y digitalizar la mayor cantidad de información sobre su padre y, principalmente, de sus columnas, artículos, ensayos, reportajes y obra poética, para crear una suerte de archivo personal.

"En 2013 comencé a investigar. Actualmente preparo la tercera antología. Las dos anteriores ya están en proceso de impresión. La tarea consiste en recabar todo lo que él escribió como poeta, crítico social y periodista político", señaló, a la vez que añadió: La tercera pieza antológica llevará el título de "Canción del alba".

"He pasado larguísimas horas en el Archivo General de la Nación y entre otras cosas, he descubierto que a mi padre le fascinaba la palabra escrita, lo cual se refleja en su poesía y en sus textos periodísticos. La digitalización ya comenzó y espero terminar pronto, para lo cual ya contraté a un asistente", destacó.

Informó que a poco más de tres décadas de su fallecimiento, la obra poética de Efraín Huerta está prácticamente compilada, aunque falta rastrear los escritos y columnas periodísticas como "El Periquillo", suplemento cultural del ya desaparecido diario gubernamental "El Nacional", cuna de grandes periodistas.

La hija del afamado escritor puso en relieve que, además, investiga y lleva a cabo la compilación de las columnas que su padre escribió periódicamente en más de 20 publicaciones, como el periódico "Esto", que a la fecha se publica aunque ya convertido en un diario eminentemente de información deportiva.

El 18 de junio de 2014 se cumplirá el centenario del natalicio del también llamado "El poeta de la ciudad", autor de largo aliento y periodista de muchos matices. Acorde con la efeméride, Huerta-Nava rescata la obra de su padre, a quien definió como "un hombre irreverente en sus poemas y en su prosa, desenfadado y con gran capacidad de renovarse".