Advierte Banco Mundial sobre riesgos para reducir pobreza extrema

Los avances en la reducción de la pobreza extrema y la movilidad social en Latinoamérica podrían perder impulso ante los magros prospectos de crecimiento económico, advirtió el Banco Mundial en un reporte.

De acuerdo con el informe "Ganancias sociales en la balanza", dado a conocer este martes, el Banco Mundial también responsabilizó de esta situación al estancamiento en la reducción de la inequidad de los ingresos, así como a algunos impuestos de valor agregado.

El reporte mencionó además que el impacto de los programas de asistencia económica condicionado ha sido desigual entre los países que han adoptado estas políticas.

El organismo multilateral destacó la notable reducción que registró la pobreza exterma en Latinoamérica y el Caribe -donde se ubica a las personas que viven con menos de 2.50 dólares al día-, pasando de 42 por ciento en 2003 a 12.3 por ciento en 2012.

De igual modo, hizo notar como el fuerte crecimiento en el ingreso de las clases de recursos más bajos permitió ampliar el tamaño de la clase media, así como su fortalecimiento.

"Sin embargo, las modestas proyecciones de crecimiento económico y el estancamiento para reducir la inequidad del ingreso presenta retos para que estas recientes tendencias continúen", apuntó.

El reporte mencionó proyecciones que apuntan a un crecimiento de 1.7 por ciento en el Producto Interno Bruto (PIB) para la región entre el 2013 y 2015, en contraste con la expansión de 2.5 por ciento entre 2003 y 2012.

Advirtió que si esta tendencia se mantiene, podría disminuir "la tasa anual promedio para la reducción de la pobreza, de un 5.0 por ciento entre el 2003 y el 2012, a un 3.1 por ciento durante el 2013 y el 2014".

El reporte indicó que frente a este eventual escenario, la región requerirá "no sólo políticas que promuevan el crecimiento, sino de que mejoren la equidad y aceleren la reducción de la pobreza y la movilidad social mediante un mayor acceso a oportunidades".

Elaborado a partir de evaluación de las políticas fiscales y el acceso a servicios básicos a la población infantil, el documento sugirió además que las políticas fiscales "se mantienen como instrumentos subutilizados para promover una región más equitativa".

"Además, los bajos niveles de captación tributaria en algunos países, combinado con una elevada dependencia en impuestos sobre las ventas y de valor agregado, limitan el potencial para las políticas fiscales que apoyen una distribución equitativa del ingreso y un adecuado financiamiento en la entrega de servicios básicos", precisó.