Exhortan a PGR reparar daño a indígenas encarceladas injustamente

Integrantes de Amnistía Internacional y el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro exhortaron a la Procuraduría General de la República (PGR) a reparar el daño causado a las indígenas Alberta Alcántara y Teresa González, quienes con falsedad fueron acusadas de secuestro y posesión de estupefaciente.

Andrés Díaz Fernández, abogado del Centro Prodh, detalló en conferencia de prensa los casos de Alberta Alcántara Juan, Teresa González Cornelio y Jacinta Francisco Marcial, quienes fueron aprehendidas en mayo de 2006 en Querétaro.

"Tras la ilegal imputación de un delito inexistente", Jacinta permaneció presa tres años y tres meses, mientras que Alberta y Teresa estuvieron en el reclusorio durante tres años ocho meses; su liberación se logró tras la presión de grupos civiles y de la sociedad.

Varias organizaciones sociales presentaron después recursos legales para que el Estado mexicano se responsabilizara y reparara los daños ocasionados por las violaciones a los derechos humanos de esas mujeres de la comunidad hñahñú (otomí).

En noviembre de 2013 el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa ordenó indemnizar a Alcántara y González, difundir el resultado de las sentencias y reconocer públicamente que en todo momento ellas fueron inocentes de los actos ilícitos que la autoridad les imputó, pero la PGR presentó un recurso de revisión.

El caso de Jacinta Francisco permanece suspendido por un recurso de revisión presentado por la PGR, lo que a decir de esas organizaciones denota que sigue criminalizándose a esas indígenas.

"Resulta particularmente grave que la PGR no reconozca que funcionarios de dicha dependencia actuaron de modo irregular y que insista en criminalizar a Alberta y Teresa, sosteniendo incluso que la PGR no es el Estado mexicano", dijo Díaz Fernández.