Prevalece miedo de discriminación entre homosexuales europeos

Un 66 por ciento de los homosexuales, bisexuales y transexuales que viven hoy en la Unión Europea tienen miedo de tomar de la mano en público a su pareja del mismo sexo, revela una encuesta difundida hoy por la Agencia Europea para los Derechos Fundamentales (FRA, del nombre en inglés).

El estudio, publicado en ocasión del Día contra la Homofobia, que se celebra mundialmente este 17 de mayo, indica que ese miedo aumenta para un 75 por ciento entre los hombres que no son heterosexuales.

"El miedo, el aislamiento y la discriminación son fenómenos comunes entre el colectivo lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT)", señaló Morten Kjaerum, director de la agencia con sede en La Haya (Holanda).

"Ello muestra que las víctimas necesitan un reconocimiento y una protección a nivel europeo y nacional para poner fin al acoso y a los crímenes de odio", sostuvo.

La encuesta se realizó con 93 mil ciudadanos LGBT de los Veintisiete más Croacia, que pasará a integrar la Unión Europea (UE) en julio próximo.

En concreto, un 26 por ciento de los entrevistados afirmaron ya haber sido víctimas de agresiones o amenazas de violencia por causa de su orientación sexual en los últimos cinco años, un problema que afecta con más frecuencia a los transexuales.

Entre ese grupo, un 30 por ciento sufrieron más de tres agresiones o amenazas de violencia en el espacio de los últimos doce meses.

La FRA destacó que la discriminación es elevada, incluso en países históricamente conocidos como tolerantes.

Es el caso de Holanda, el primero del mundo a legalizar el matrimonio homosexual, en 2001, y donde un 20 por ciento de los encuestados dijeron ya haber sufrido discriminación en los bancos, los centros de salud, los gimnasios, los bares, al buscar un departamento u otros servicios.

La discriminación es más presente en las escuelas, lugar donde un 60 por ciento de los participantes del estudio afirman haber sido blanco de comentarios o comportamientos negativos con motivo de su orientación sexual.

Por ello, la FRA urgió a los gobiernos europeos a adoptar medidas para proteger a los estudiantes homosexuales, bisexuales y transexuales, como campañas de sensibilización y políticas contra el acoso.

"Es en la escuela que normalmente empiezan las experiencias negativas de los LGBT, así como los perjuicios y la exclusión", advirtió Kjaerum.