Especialistas piden a Congreso claridad en leyes de telecomunicaciones

Especialistas en telecomunicaciones expresaron que la ley secundaria a la reforma constitucional en esa materia, debe establecer con claridad las atribuciones del órgano regulador, el cual en su opinión, deberá tener facultades para modificar las reglas de operación conforme la realidad lo exija.

Al presentar sus propuestas para la legislación secundaria, las cuales fueron vertidas durante un panel convocado por el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), lamentaron que hasta el momento no haya un proyecto público del Congreso de la Unión sobre dichas leyes.

Indicaron que "como siempre se trabaja en lo oscurito", cuando la realidad demanda que ese proyecto se discuta a la luz pública para que se cuente con una legislación eficiente y no con facultades discrecionales excesivas.

El académico del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITA), y consultor, Pablo Larrañaga, dijo que no se debe confundir ley secundaria con regulación, pues de no entenderse como conceptos distintos, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) estará imposibilitado para defender el bien público.

Mencionó incluso que el IFT si debe actuar hasta cierto punto como un ministerio Público, y lo que jamás debe ser es juez y parte para evitar la captura por agentes económicos.

Mientras que la investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), Elisa Mariscal Medina, advirtió de que la reforma constitucional dejó abierta la posibilidad de crear nuevas dobles ventanillas, cuando uno de los objetivos era evitar precisamente esa situación.

Sobre el subtema de preponderancia y dominación de agentes económicos, los panelistas no tuvieron consenso, pues algunos señalan que la preponderancia no debiera regirse en términos porcentuales porque esto generaría incentivos perversos.

Mientras que otros, mientras que otros señalaron que la Constitución es clara al establecer un límite, indicó Verónica Malo, coordinadora de este programa del CEEY.

Alexander Elbittar, investigador del CIDE; y los consultores independientes Carlos Casasús y Luis Ibarra, destacaron que en el panel se habló de la necesidad de que el IFT desarrolle un análisis económico para determinar bajo qué condiciones ejercerá la desincorporación de activos.

E insistieron que en el tema de telecomunicaciones, lo más importante es que el gobierno federal "construya las mejores carreteras, pero sin que él sea dueño de los carros (concesiones) que por ahí transitan para evitar favoritismos".

"Se sugiere que la ley secundaria contenga principios de neutralidad competitiva para la regulación de las nuevas redes. Es decir, que no goce de una regulación más laxa por tratarse de una empresa con participación del Estado", menciona el documento de propuestas.