Ataque suicida en Afganistán deja al menos nueve muertos

Un popular hotel en la provincia de Uruzgan, en el sur de Afganistán, fue blanco hoy de un atentado suicida que dejó al menos nueve muertos y 37 heridos, informaron fuentes de la policía afgana.

La fuerte explosión ocurrió al atardecer de este martes, cuando el atacante entró en el hotel, se registró para pasar la noche y momentos después se inmoló, precisó a la prensa el jefe de la policía provincial, Matiullah Khan.

Tras confirmar el saldo de víctimas, todas de nacionalidad afgana, Khan admitió que muchos de los lesionados se encuentran en estado crítico, por lo que el número de muertos podría elevarse en las próximas horas.

Por el momento, ningún grupo extremista ha reivindicado la responsabilidad por el atentado en el hotel de la localidad de Tarin Kowt, en Uruzgan, aunque las autoridades señalaron a los rebeldes del movimiento Talibán como los principales sospechosos.

Según reportes de la prensa árabe, el atacante tenía la intención de cometer la acción mañana miércoles, pero que sus explosivos estallaron antes de tiempo.

Este ataque, que tuvo lugar de cara a las elecciones del próximo mes, ocurrió en momentos en que se informaba que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió a su homólogo afgano, Hamid Karzai, que podría retirar sus tropas de Afganistán a finales de este año.

Karzai se ha negado a firmar un acuerdo de seguridad con Estados Unidos hasta que un proceso de paz esté en marcha con los talibanes, pues las fuerzas estadunidenses que los combaten lanzan ataques aéreos que se han cobrado muchas vidas civiles.

Sin embargo, Washington insiste en que el acuerdo debe estar firmado antes de que las tropas estadunidenses se retiren de ese país y solo se mantengan las necesarias para las operaciones antitalibanes y para el entrenamiento del ejército afgano.