Investigan presunto diálogo de Erdogan y su hijo para ocultar dinero

La Fiscalía de Turquía inició hoy una investigación sobre las grabaciones telefónicas en las que presuntamente el primer ministro Recep Tayyip Erdogan ordena a su hijo ocultar grandes cantidades de dinero en efectivo.

La investigación fue anunciada este martes por la oficina de la Fiscalía, un día después de que las audio grabaciones fueron difundidas en internet, frente a lo cual los partidos de oposición exigieron la dimisión del gobierno.

En las grabaciones se escucha la voz de dos personas, que presuntamente son de Erdogan y su hijo Bilal, que discuten la forma de esconder millones de euros en efectivo que están en una casa, aunque sin revelar la dirección del inmueble.

Poco después de que comenzaron a circular las audio grabaciones en internet, el pasado lunes, Erdogan se reunió con el jefe de inteligencia militar, pero no se informó el motivo ni el resultado del encuentro, de acuerdo con reportes del diario turco Today's Zaman.

En un comunicado, la oficina del primer ministro aseguró que las grabaciones son "fabricadas" y que se tomaría acción legal en contra de aquellos que resulten responsables.

Al anunciar la investigación, la Fiscalía no determinó si ésta busca determinar la autenticidad de las grabaciones o si el objetivo es presentar un posible caso criminal contra el primer ministro turco.

El líder del ultraderechista Partido de Acción Nacionalista de Turquía, Devlet Bahceli, calificó las grabaciones como "alucinantes" e instó a los fiscales y a otros órganos judiciales a intervenir para aclarar la situación.

El principal opositor Partido Republicano del Pueblo, afirmó en una declaración haber comprobado la autenticidad de las grabaciones a través de "tres o cuatro canales" y demandó a Erdogan que renuncie o "huya (de Turquía) en helicóptero".

El primer ministro turco insistió esta tarde en la falsedad de las grabaciones y afirmó que enemigos turcos y extranjeros "están conspirando para derrocar a su gobierno". "Este es un acto de traición en mi contra", sostuvo.

Según reportes de la prensa internacional, las conversaciones tuvieron lugar el pasado 17 de diciembre, mes en el que estalló un escándalo de corrupción y soborno en el gobierno turco, motivo por el cual hijos de tres ministros del gabinete fueron detenidos.