Urge reducir pérdidas de alimentos en Medio Oriente y África: FAO

Reducir las pérdidas y el desperdicio de alimentos será esencial para alcanzar la seguridad alimentaria y reducir la presión sobre recursos naturales en Medio Oriente y Norte de África, una región en rápido crecimiento, advirtió hoy la FAO.

En un investigación resaltó que la región depende de las importaciones para satisfacer más del 50 por ciento de sus necesidades alimentarias.

Sin embargo, pierde hasta un tercio de los alimentos que produce e importa, incluyendo del 14 al 19 por ciento de sus cereales, el 26 por ciento del pescado y el marisco, el 13 por ciento de la carne, y el 45 por ciento de todas las frutas y hortalizas.

La FAO propuso un Marco Estratégico Regional para reducir las pérdidas y el desperdicio de alimentos, que es debatido en la Conferencia Regional para Medio Oriente y el Norte de África, que se desarrolla del 24 al 28 de febrero en Roma.

Según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los gobiernos se comprometieron a reducir las pérdidas y el desperdicio de alimentos en la región en un 50 por ciento en 10 años.

"Los recursos y la mano de obra que se pierden en estos países se traducen en menos beneficios económicos para la agroindustria y los campesinos y facturas por importación de alimentos más elevadas", anotó.

Indicó que el 11 por ciento de la población de la región sufre hambre crónica, siendo las víctimas en muchos casos familias rurales vulnerables que dependen de la agricultura para su subsistencia.

"La investigación sugiere que sus medios de vida podrían beneficiarse si reciben apoyo para reducir las pérdidas y el desperdicio de alimentos a lo largo de toda la cadena de valor de los alimentos", consideró.

La investigación de la FAO reveló una falta de información suficiente y precisó a nivel regional sobre cómo y por qué se pierden y desperdician los alimentos, y por ello el Marco Estratégico recomendó la adquisición de datos como una de las áreas prioritarias de acción.

La información disponible en la región de Medio Oriente y el Norte de África muestra que aproximadamente el 44 por ciento de las pérdidas y el desperdicio de alimentos se producen durante la manipulación, elaboración y distribución de alimentos.

Por su parte, el desperdicio en la fase de consumo se calcula en un 34 por ciento, en su mayor parte en áreas urbanas.

El Marco Estratégico Regional pidió la plena participación y cooperación de una amplia gama de instituciones y partes implicadas para reducir las pérdidas y el desperdicio de alimentos a lo largo de la cadena alimentaria en los 19 países de la región miembros de la FAO.

También solicitó así una campaña de concienciación pública para frenar el desperdicio de alimentos por parte de los consumidores.