Extremistas islámicos matan a decenas de estudiantes de secundaria

Decenas de estudiantes de secundaria fallecieron hoy en el norteño estado nigeriano de Yobe, en un ataque de presuntos militantes del grupo radical islámico Boko Haram contra una escuela, informaron fuentes oficiales de Nigeria.

El portavoz del Ejército en Yobe, Lázaro Eli, indicó que presuntos combatientes del grupo armado irrumpieron durante la madrugada de este martes en una secundaria mientras dormían los alumnos, disparando e incendiando todo a su paso.

El ataque se produjo cerca de las 02:00 horas en Nigeria (01:00 GMT) en una escuela secundaria de la Universidad del Gobierno Federal de la ciudad de Buni, a unas 60 kilómetros de la capital de Yobe, Damaturu, a la que asisten estudiantes entre los 11 y 18 años de edad.

"Los hombres armados abrieron fuego contra los albergues estudiantiles. Los detalles aún son incompletos debido a la falta de acceso al teléfono y todavía no está claro cuántos estudiantes fueron afectados en el ataque", indicó Eli, según un reporte de la edición electrónica del diario The Guardian.

Fuentes médicas consultadas por el diario nigeriano informaron que al menos 43 personas perdieron la vida, la mayoría de ellos calcinados, al quedar atrapados en medio de las llamas, aunque no se sabe si todos eran estudiantes, mientras que varios más resultaron heridos.

El jefe de la Policía de Yobe, Sanusi Rufai, cifró inicialmente el número de muertos en 29, aunque reconoció que la cifra podría ser mayor debido a que muchos quedaron calcinaron por completo y era imposible por el momento contabilizarlos.

El ataque de Boko Haram en Yobe es el segundo en su tipo en medio año, luego de que en septiembre pasado al menos 40 estudiantes de una escuela de formación agrícola fueron asesinados a tiros por hombres del grupo durante la noche.

Yobe es uno de los tres estados del noreste de Nigeria que se encuentran en estado de emergencia desde mayo del año pasado, cuando el Ejército nigeriano lanzó una operación especial para acabar con la insurrección de Boko Haram.

Pese a la presencia militar reforzada en la región, más de un millar de personas han muerto en el noreste de Nigeria desde que se impuso la medida de emergencia.

Boko Haram (la educación occidental está prohibida, en idioma hausa), que lucha para crear un Estado islámico en el norte de Nigeria, ha sido declarada una organización terrorista por las autoridades nigerianas y por Estados Unidos.

La semana pasada, el líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, advirtió en un video enviado a medios occidentales que su grupo continuará su campaña contra cualquiera que apoye la democracia o los llamados valores occidentales y ampliaría la insurgencia fuera del noreste del país.