Aprueba Eurocámara continuidad de programa de ayuda social

La Eurocámara autorizó hoy la continuidad hasta 2020 del fondo de 3.5 mil millones de euros (4.8 mil millones de dólares) para ayudar a los ciudadanos más necesitados de la Unión Europea (UE), así como su disponibilidad inmediata.

La iniciativa del Parlamento Europeo (PE) está destinada a los cerca de 120 millones de europeos que se encontraban en riesgo de pobreza o exclusión social en 2011, el equivalente a una cuarta parte de la población europea.

La Eurocámara ha logrado mantener para los próximos seis años el mismo presupuesto que en el periodo 2007-2013, contra la propuesta inicial del Consejo Europeo de reducirlo hasta 2.5 mil millones de euros (3.4 mil millones de dólares).

Se espera "fortalecer el papel de las organizaciones de lucha contra la pobreza en el diseño, ejecución y seguimiento del programa", además de simplificar los trámites administrativos, dijo en rueda de prensa la diputada socialista irlandesa, Emer Costello, ponente del texto en el PE.

La parlamentaria destacó que por primera vez el programa cubrirá a todos los países de la UE e incluirá a organizaciones de beneficencia en la distribución de ropa, material escolar y otros bienes de primera necesidad, además de alimentos.

También podrá apoyar las donaciones de comida en su recolección, transporte y distribución, y financiar medidas de inclusión social para las personas más pobres.

Los países beneficiados deberán aportar 15 por ciento de los fondos, aunque para los más afectados por la crisis esa participación podrá limitarse a 5.0 por ciento.

El comisario europeo de Empleo, Lázlo Andor, señaló que el nuevo formato del programa lo convierte en un "mecanismo más efectivo para ayudar a las personas más vulnerables", en comparación con los antiguos programas limitados a la ayuda alimentaria.

"Las autoridades nacionales y organizaciones asociadas pueden emplear los fondos de la manera más adecuada para su situación y tradiciones particulares", observó.

La Comunidad Europea (CE) confía que el programa también contribuirá para alcanzar el objetivo de la estrategia Europa 2020 de reducir en al menos 20 millones el número de ciudadanos en situación de pobreza o riesgo de exclusión social en los próximos seis años.