En Tri femenil Sub-17 saben que lo hecho en el premundial quedó atrás

La selección femenil mexicana Sub-17 de futbol hizo historia cuando conquistó por vez primera el premundial de la Concacaf, el año pasado en Montego Bay, Jamaica, pero de cara a la Copa del Mundo Costa Rica 2014 el grupo está consciente de que eso ya quedó atrás.

La defensa Miriam García, quien fue parte del grupo que accedió a la cuarta edición de la justa femenil en esta categoría tras eliminar en semifinales a la potencia Estados Unidos y luego vencer a Canadá en la final, a ambos en penales, aseveró que al interior del grupo saben que en Costa Rica se avecina una competencia más fuerte todavía.

"Claro que es algo muy diferente un mundial a un premundial. Sí le ganamos a Estados Unidos, estuvo muy padre y todo, pero sabemos que con eso no somos ni hemos ganado nada, todavía nos queda (camino por recorrer)", comentó en entrevista con Notimex.

La zaguera de la escuadra "azteca" ya piensa en los partidos ante Colombia, China y Nigeria, sus rivales en el mundial: "Dicen que no hay que menospreciar a los enemigos y sabemos que cada partido va a ser una final y va a ser un equipo nuevo, que va a ser difícil cada partido y venimos preparadas para ello".

Al preguntarle sobre las aspiraciones del Tricolor en Costa Rica 2014, donde de entrada el primer objetivo será calificar a segunda fase, algo que no se logró en Trinidad y Tobago 2010 ni Azerbaiyán 2012, García quiere ir partido a partido.

"En lo personal no quiero adelantarme. Considero que hemos trabajado lo suficiente y hemos demostrado que, pese a que muchos no creían que íbamos a lograrlo (calificar al mundial), pero pienso que sí tenemos la capacidad (de avanzar a segunda fase y hasta la final). Todo depende obviamente de nosotras, de que le echemos ganas, consideramos que sí tenemos capacidad para hacerlo", comentó.

La seguidora del América de México y quien tiene al argentino Lionel Messi como su ídolo futbolístico, a quien considera un crack, busca quedarse en el grupo de 21 jugadoras que irá a Costa Rica 2014, aunque sabe que la lucha por ser elegida de entre las 25 que hay ahora es complicada.

"De hecho está muy cerrado, a veces platico con compañeras y nos preguntamos cómo eligen ellos (el cuerpo técnico), porque a lo mejor ella tiene esta desventaja pero tiene esta otra cualidad, entonces está muy cerrado. Es muy padre porque es competencia sana", expuso.

Y agregó: "A mí me encanta eso porque me impulsa a ser mejor, a luchar y trabajar más en los detalles que podría llamarles desventajas para mí. En los entrenamientos nos dividen a veces para trabajar las defensas, las medias y las delanteras y luego lo trabajamos todo junto".

Apenas en el inicio de su carrera, aspira a recorrer largo camino en el balompié: "A futuro, (la meta es) mantenerme aquí, porque eso es muy importante, porque llegar aquí es fácil, el problema es mantenerte. Me gustaría buscar una beca en alguna institución, para poder llevar de la mano el futbol junto con mis estudios. Me gustaría llegar, si se puede, hasta la Mayor y el tiempo que me dé".