Estima CE recuperación económica de eurozona en 2014

La Comisión Europea (CE) estimó hoy que la zona del euro consolidará este año su recuperación económica, con un aumento de 1.1 por ciento en el Producto Interno Bruto (PIB) y una ligera reducción del desempleo para ubicarlo en 12 por ciento.

Para 2015, la CE prevé que el PIB de la unión monetaria avanzará 1.8 por ciento, mientras que el del conjunto de la Unión Europea (UE) mejorará 2.0 por ciento ese año, luego de un esperado crecimiento de 1.5 por ciento en 2014.

La previsión para ambos grupos de países es 0.1 punto porcentual mejor que la publicada en noviembre pasado y, en el caso de la zona del euro, contrasta con las contracciones de 0.4 por ciento registrada en 2013 y de 0.7 por ciento en 2012.

No obstante, es muy inferior a los crecimientos de 2.9 por ciento que la CE espera para Estados Unidos y de 7.4 por ciento para China.

Además, depende de la continuidad de las reformas y ajustes fiscales en los países que comparten la moneda única, así como de la manutención de la inflación y de la situación en los mercados emergentes, advirtió la CE en sus previsiones económicas publicadas este martes.

"Hay un serio riesgo de que el crecimiento siga estancado en bajos niveles mientras la deuda en diversos sectores de la economía permanece elevada, el desempleo mantiene niveles récord y los ajustes de los antiguos desequilibrios siguen incompletos", explicó el jefe del departamento económico de la CE, Marco Buti.

Según el comisario europeo de Asuntos Financieros, Olli Rehn, "el reequilibrio de la economía europea progresa y la competitividad exterior mejora, sobre todo en los países vulnerables, pero no hay que relajar los esfuerzos".

"Para reforzar (la recuperación) y crear empleo, hay que mantener el ritmo de las reformas económicas", abogó.

Entre las principales economías europeas, Alemania experimentará un incremento de 1.8 por ciento en su PIB, mientras que Francia y España, respectivamente segunda y cuarta economías de la zona del euro, tendrán un aumento de 1.0 por ciento ambos.

Italia, la tercera economía europea, registrará un crecimiento de 0.6 por ciento, pese a una deuda pública de 133.7 por ciento del PIB, la segunda más elevada entre los socios del euro, sólo por detrás de Grecia.

La CE estima que el desempleo caerá hasta 11.7 por ciento en los países del euro y 10.4 por ciento en los Veintiocho de aquí a 2015, pero la brecha entre los países del norte y del sur de Europa seguirá siendo "muy grande".

También el déficit fiscal mantendrá la tendencia descendente y se situará ese año en 2.5 por ciento del PIB en la zona del euro y 2.7 por ciento en el conjunto de la UE.

Por otra parte, la deuda pública de los socios de la unión monetaria se elevará hasta 96 por ciento del PIB, mientras que la de la mancomunidad como un todo sumará casi 90 por ciento del PIB.

La CE descarta un riesgo de deflación y pronostica para 2015 un aumento de 1.3 por ciento en los precios al consumidor en la zona del euro y de 1.5 por ciento en toda la UE.