Afores reportan alza en inversiones de proyectos productivos

Las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore) invirtieron 643 mil 370 millones de pesos en proyectos productivos durante el año pasado en el país, monto mayor en 14.5 por ciento respecto a lo reportado en 2012.

La Asociación Mexicana de Afores (Amafore) indicó que dicha cantidad representó 31.3 por ciento del total de los activos netos que administra el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), que ascendió a 2.05 billones de pesos.

Con ello, destaca, "las Afore se posicionaron como una de las principales fuentes de financiamiento y como un inversionista institucional clave para el desarrollo económico del país".

La inversión se realizó a través de diversos instrumentos como deuda privada (57.4 por ciento), renta variable (29.5 por ciento), Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (Fibras) y Certificados de Capital de Desarrollo (CKDes), estos últimos con 13.1 por ciento.

El organismo precisa que del total de la deuda del sector productivo en el mercado, las Afore mantienen en sus portafolios 39 por ciento de la misma, lo que las ubica como uno de los inversionistas institucionales más importantes.

"Las Afore son el eslabón que cierra un círculo virtuoso, toda vez que el ahorro de los trabajadores promueve el desarrollo económico que, a su vez, coadyuva al aumento en el empleo", expuso la Asociación a través de un comunicado.

De 2008 a 2013, la tenencia total de valores del sector productivo nacional creció 3.2 veces, al pasar de 195 mil millones de pesos a más de 643 mil millones.

La diversificación adecuada de los portafolios de los fondos de pensiones es una condición necesaria para lograr mejores rendimientos en el largo plazo y, asimismo, brindar protección frente a episodios de volatilidad y otras contingencias de los mercados financieros tanto en México como en el exterior.

Por ello, canalizar las inversiones hacia los distintos sectores de actividad, mercados y geografías logrando equilibrio en la diversificación del portafolio, es una forma eficaz para fortalecer el ahorro de los trabajadores, lo cual también contribuye a la estabilidad económica y al desarrollo social del país.

Recalca que mientras mayores alternativas de inversión existan, más posibilidades se tendrán de diversificar los portafolios de inversión, por lo tanto, la vulnerabilidad será menor en situaciones coyunturales adversas y, al mismo tiempo, se brindarán los mejores rendimientos a los trabajadores afiliados.