Kuwait entrega donativo a Fundación John Langdon Down

El embajador de Kuwait en México, Sameeh Essa Johar Hayat, entregó una donación económica por casi dos millones de pesos a la Fundación John Langdon Down y anunció que en unos meses estará en México la Caravana de la Esperanza, integrada por niños de su país que padecen Síndrome de Down.

Durante la entrega del donativo, en la sede de la fundación al sur de la ciudad de México, el diplomático aseguró que está por definirse la fecha de la visita por México, durante la que los niños kuwaitíes con Síndrome de Down conocerán a sus contrapartes en México, con lo que buscan contribuir a mejorar su calidad de vida.

La globalización incluye, además de bienes y servicios, enfermedades como es el caso del Síndrome de Down que se presenta en todos los países del mundo.

Expuso que con el apoyo necesario y el esfuerzo de personas comprometidas, estos niños pueden salir adelante y ganar calidad de vida, así como insertarse de manera útil en la sociedad, por lo cual es relevante el trabajo que se haga a su favor.

Sameh Essa Johar Hayat detalló que la donación de un millón 897 mil 500 pesos realizada por el gobierno de su país para esta fundación se entrega con la certeza de que los niños verán mejorado su entorno y su futuro.

En presencia de Silvia García Escamilla, presidenta fundadora de Fundación John Langdon Down, así como de la señora Juana Cuevas, esposa del secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, el embajador de Kuwait destacó que su país busca la unión no sólo en lo político, sino a través de la verdadera amistad.

El donativo, dijo, se hace en nombre de la infancia kuwaití para ayudar a niños que padecen una enfermedad, pero en general para que la infancia mexicana pueda desarrollarse mejor y destacó la labor del patronato de la fundación.

A nombre de la fundación, Fernando Hoyo, miembro del patronato, agradeció el apoyo y resaltó que con estos recursos se garantizan actividades educativas, deportivas y de arte para los cuatro mil niños que atienden esta institución cada año.

Reconoció que la entrega de estos recursos va mucho más allá de lo económico porque implica el noble sentimiento de generosidad que cuando está presente sin duda repercute de manera positiva en quien realiza la donación, por lo que deseó al pueblo kuwaití prosperidad y salud.