Se cumplen 15 años de la muerte del químico Glenn T. Seaborg

A 15 años de su muerte, que se cumplen mañana, el científico nuclear estadounidense Glenn T. Seaborg (1912-1999), es recordado por haber revelado el principio del "Concepto actínido" (1944), según el cual, los elementos más pesados que el uranio constituyen un grupo separado dentro de la Tabla Periódica.

El destacado científico consiguió añadir nueve elementos nuevos a la Tabla Periódica, de los cuales el Plutonio, de número atómico 94, es el más conocido por ser utilizado como agente explosivo de ciertos armamentos nucleares.

El resto de los elementos transuránicos que descubrió fueron: el Americio (95), el Curio (96), el Berkelio (97), el Californio (98), el Einstenio (99), el Fermio (100), el Mendelevio (101) y el Nobelio (102), destaca el portal "biografíasyvidas.com".

Considerado uno de los mejores químicos nucleares, Seaborg logró la cantidad suficiente de Plutonio-239, misma sustancia que fue utilizada en la bomba que destruyó la ciudad japonesa de Nagasaki (1945).

Glenn T. Seaborg nació el 19 de abril de 1912, en Michigan (EUA) y realizó sus estudios en la Universidad de California, así como en la Universidad de Berkeley, de la cual egresó como doctor en Química y en la que trabajó como profesor.

Tiempo después se integró al "Proyecto Manhattan" y estuvo al mando de la investigación sobre física y química nuclear en el Laboratorio Metalúrgico de la Universidad de Chicago.

Fue miembro de diversos institutos y organizaciones de ciencias como la Royal Society de Edimburgo, en Escocia, y fue presidente de la Comisión de Energía Atómica y director adjunto del Laboratorio Lawrence Berkeley.

Seaborg recibió el Doctorado Honoris Causa en diversas universidades como la de Denver, la Northwestern, la de Notre Dame y la Estatal de Ohio, destaca el portal "buscabiografías.com".

Por su aportación a la ciencia, recibió diversos premios como el de la American Chemical Society en Química Pura (1947) y la Medalla de la Ciudad de Filadelfia, en 1957.

Fue merecedor del Premio Nobel de Química (1951), que compartió con el también químico estadounidense Edwin McMillan (1907-1991).

El reconocido científico químico falleció el 25 de febrero de 1999, en Berkeley, California.