Registra cuarta alza consecutiva índice de negocios de Alemania

El Indice del Clima de Negocios en Alemania volvió a aumentar por cuarto mes consecutivo a pesar de la volatilidad en los mercados monetarios y financieros de países emergentes.

El Indice que mes a mes elabora el Instituto de Investigación Económica Ifo, recogió la opinión de siete mil expertos y empresas para detectar las tendencias que se gestan al interior de la economía alemana.

Durante febrero el Indice del Clima de Negocios avanzó a 111.3 puntos después de 110.6 puntos en enero; lo sobresaliente del incremento de este mes fue que la mayoría de los expertos en los mercados no esperaban ese curso.

Gran parte de las voces en los mercados financieros en Alemania estimaban que los altos vuelos del Indice se detendrían en febrero e incluso calcularon que ese barómetro retrocedería en 0.1 puntos.

Los factores del riguroso invierno en Estados Unidos y las turbulencias de las monedas en varios de los grandes países emergentes como Brasil y Turquía enturbiaron los pronósticos para la economía de Alemania, que es la más fuerte en Europa.

Las empresas en el país evaluaron la situación actual de sus negocios en forma muy positiva y el Indice sobre la Situación Actual de los Negocios se elevó a 114.4 puntos en febrero después de 112.4 en enero.

Sin embargo, un tercer índice para calcular el Indice del Clima de Negocios, el de Expectativas para los Próximos Seis Meses, bajó a 108.3 en febrero después de 108.9 en enero.

El presidente del Ifo, Hans Werner Sinn, declaró que la razón para ese retroceso de las expectativas de negocios de las empresas alemanas para el próximo medio año fueron los problemas en países emergentes, porque éstos de han convertido en socios comerciales de primer nivel para las exportaciones de Alemania.

El experto estimó que esos altibajos en los países emergentes no son como para subestimarse.

Destacó que en el pasado, esos países se endeudaron fuertemente y tienen un crecimiento económico tipo burbuja, "y ésta podría estallar", lo que afectaría a las exportaciones alemanas, pero "no hay razón para el pánico".

Hans Werner Sinn declaró que la situación actual en los países emergentes es una parte del acontecer en la economía mundial y los sectores fuertes de las exportaciones alemanas van bien mientras que el consumo interno en Alemania es "magnífico".

Destacó que por lo tanto se puede estar satisfecho por la situación de la economía del país.

A pesar de todas las oscilaciones, el Indice del Clima de Negocios se mantiene sobre los 100 puntos desde marzo del 2010. El último retroceso tuvo lugar en octubre del 2013 y según los criterios de medición del Ifo, un alza o una baja durante tres meses consecutivos podría indicar un cambio de tendencia.

El gobierno alemán señaló la semana pasada su pronóstico para la economía del país en el 2014 y estimó que el crecimiento del Producto Interno Bruto será de 1.8 por ciento después de solo 0.4 por ciento en el 2013.