Duda Rusia de legitimidad de nuevas autoridades en Ucrania

El primer ministro ruso, Dmitry Medvedev, puso hoy en duda la legitimidad de las nuevas autoridades en Ucrania, luego de la destitución de Viktor Yanukovich como presidente, y condenó el reconocimiento que han expresado algunos países.

En lo que representa la primera reacción de Rusia sobre las destitución de Yanukovich, el jefe de gobierno ruso dijo que "estrictamente hablando, no hay nadie con quien hablar allí".

"La legitimidad de toda una serie de órganos de poder que trabajan allí plantea dudas sustanciales", dijo Medvedev, según un reporte de la agencia informativa rusa Ria Novosti.

"Algunos de nuestros socios extranjeros piensan lo contrario, pero es una aberración de la conciencia cuando se proclama legítimo el resultado de un motín armado", recalcó, en referencia a las manifestaciones de la semana pasada en Kiev, que dejaron 82 muertos.

Condenó el rápido reconocimiento que han hecho un sinnúmero de gobiernos occidentales de las autoridades interinas ucranianas, elegidas la víspera tras la destitución de Yanukovich el sábado pasado y la convocatoria de elecciones para el 25 de mayo.

Pese a su postura respecto al gobierno interino, que quedó al frente del líder del parlamento, Alexandr Turchinov, Medvedev aseguró que las relaciones económicas de los dos países continuarán ya que "Ucrania es un socio importante" para Rusia.

"Nosotros no cooperaremos con un grupo específico de personas, o de personalidades específicas, se trata de las relaciones interestatales. Somos vecinos, somos los Estados vecinos y no podemos escapar de unos a otros", dijo.

Anunció también que Rusia cumplirá todos sus acuerdos con Ucrania incluidos los relacionados con la venta de gas, aunque aclaró que esto podría cambiar una vez que expiren y se tengan que renegociar.

"La decisión en la esfera del gas que fue adoptada tiene períodos concretos de implementación. Lo que sucederá luego de que expiren es un tema de debate con el liderazgo de las empresas ucranianas y el gobierno ucraniano, si es que aparece", subrayó.

En tanto, las nuevas autoridades de Ucrania anunciaron este lunes que necesitan unos 35 mil millones de dólares de ayuda para estabilizar la situación económica en el país, ya que enfrenta graves problemas financieros.

"La situación en Ucrania, en particular la económica, es catastrófica. El gobierno de Yanukovich arruinó la economía y en las arcas fiscales no hay dinero", afirmó Turchinov la víspera, tras asumir la presidencia interina.