Acepta oficialismo derrota electoral en Quito y pide deponer odio

El oficialismo en Ecuador aceptó la derrota en Quito en las elecciones locales este domingo, y pidió que "se bajen las armas de la mentira y el odio" por el bien del país y la ciudad.

Tras admitir los datos a boca de urna favorables a la oposición, el candidato de la gobernante Alianza País, Augusto Barrera, quien aspiraba a ser reelegido como alcalde, dijo que "estará vigilante a la continuidad del enorme proceso" iniciado en Quito.

"Hemos hecho las cosas con honradez, incluso los errores que hayamos podido cometer. Respetamos la votación. Queremos pedirles que ahora bajemos las armas de la mentira y el odio, tenemos demasiado por hacer como ecuatorianos", apuntó.

Barrera, quien perdió por amplio margen frente al candidato del movimiento opositor Suma, Mauricio Rodas, le deseó éxito en el manejo de la Alcaldía, la cual, dijo, entregará "limpia", informó la agencia estatal Andes.

En Quito, Rodas logró 58.0 por ciento, en tanto que el oficialista Augusto Barrera, quien aspiraba a ser reelegido como alcalde, obtuvo 39.6 por ciento de los votos en las elecciones celebradas este domingo.

El oficialismo también perdió en Guayaquil, donde el socialcristiano Jaime Nebot retuvo la alcaldía con 60.2 por ciento frente a la candidata oficialista, Viviana Bonilla, quien se anotó 36.5 por ciento de los votos.

Los ecuatorianos eligieron en la jornada, que terminó a las 17:00 hora local (22:00 GMT), a 221 alcaldes, 23 prefectos, 867 concejales urbanos, 438 rurales y 4 mil 079 vocales de las juntas parroquiales.