Con humildad deportiva, Schillaci ganó "Balón de Oro" en Italia 1990

El delantero italiano Salvatore Schillaci demostró con su entrega, calidad y, sobre todo, humildad deportiva, que no se necesita ser una superestrella del balompié internacional para destacar, al llevarse el "Balón de Oro" en la Copa del Mundo Italia 1990.

Ganador también de la "Bota de Oro" en esa justa mundialista tras resultar el máximo goleador con seis tantos, "Totó" Schillaci le dio una verdadera lección de trabajo, entrega y capacidad a estrellas y titulares inamovibles como Gianluca Vialli, Andrea Carnevale y Roberto Donadoni, a quienes al final dejó sentados en la banca.

"Totó" fue llamado por el técnico Azeglio Vicini como una última opción y gracias a una recomendación del holandés Ruud Gullit, algo que al final agradeció el entrenador, pues Schillaci resultó no solo la revelación del torneo, sino que fue pieza clave para llevar a Italia a la conquista del tercer lugar.

Ayudó a la escuadra "azzurri" a ganar los primeros cinco partidos de este Mundial de 1990, hasta que llegó la derrota en el sexto encuentro, en la ronda de semifinales ante Argentina.

En el juego por el tercer lugar, "Totó" Schillaci volvió a aparecer con un gol más en el triunfo 2-1 sobre Inglaterra, algo que la afición del país "de la bota" consideró como un fracaso tras no ganar la copa en casa. El jugador superó en la votación por el "Balón de Oro" al alemán Lothar Matthäus y al argentino Diego Maradona.