Califica Pérez Molina de intransigente a oposición guatemalteca

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, reiteró hoy su inconformidad con la actitud intransigente de la oposición que bloqueó la agenda legislativa por la prolongada fiscalización de funcionarios.

Señaló que los diputados de oposición, entre otras acciones para bloquear a su administración, se empecinaron en el proceso de interpelación (fiscalización) del ministro de Cultura, Carlos Batzín.

El funcionario, quien ha debido contestar alrededor de mil preguntas de los diputados sobre su gestión, comparece ante el pleno de diputados desde enero pasado, por la interpelación solicitada por los diputados del partido Libertad Democrática Renovada (Lider).

La prolongada fiscalización de Batzín estancó la agenda legislativa, con lo cual se postergó el debate y aprobación de proyectos de ley "fundamentales para el país", propuestos por el Ejecutivo en materia de seguridad, generación de empleo y comercio exterior, entre otros.

Pérez Molina, en una gira de trabajo por el departamento de Suchitepéquez -sur del país-, lamentó que el Congreso Nacional cerrará la víspera su período ordinario de sesiones sin aprobar ninguna de las iniciativas de ley pendientes.

Indicó que los diputados de oposición -que dominan el Congreso (158 diputados, unicameral)- encabezados por Lider, dejaron de lado el trámite de los proyectos de ley por dedicarse "de tiempo completo" a la interpelación.

El mandatario deploró que Guatemala se quede al margen y no participe en tiempo del Acuerdo de Asociación de Centroamérica con la Unión Europea (UE), como consecuencia de que los diputados no ratificaron el convenio.

Según el Ministerio de Economía, al no ratificarse el Acuerdo de Asociación (AA), se ponen en riesgo las exportaciones a la UE por casi 700 millones de dólares anuales y 1.3 millones de empleos guatemaltecos.

Destacó que por la falta de ratificación del AA, Guatemala perderá las oportunidades que representa el mercado de 500 millones de consumidores de los 27 países de la UE, que aprovecharán Honduras, Nicaragua y Panamá, que ya aprobaron el convenio con los europeos.

La dependencia señaló que también están pendientes de ratificación por el Congreso de Guatemala, entre otros instrumentos jurídico-comerciales, la convergencia del Tratado de Libre Comercio de Centroamérica con México, aprobado por el Ejecutivo guatemalteco.