Demita Vega buscará en España pase a Olímpicos de Río de Janeiro 2016

La velerista mexicana Demita Vega de Lille enfoca su atención en el mundial de vela en Santander, España, para buscar desde el principio de la prueba su clasificación a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

"No quiero que se repita la historia, dejas todo al último y un accidente te deja fuera. Me pasó en el ciclo anterior y me dejó en shock", comentó.

Indicó que en septiembre próximo se van a dar las primeras 13 plazas de un total de 26 para los Juegos Olímpicos, por lo que su objetivo en esa competencia es lograr desde el principio la clasificación.

Lo anterior a fin de evitar los problemas que tuvo en el anterior ciclo olímpico al dejar todo para el último intento, lo que le impidió asistir a los Juegos Olímpicos de Londres 2012, y la llevó a pensar en retirarse de la actividad.

"Lo que pasó fue un shock, un momento tan bajo en mi carrera lo pude tomar de dos formas, o te destruye y te retiras o te haces más fuerte con toda la motivación, y yo decidí tomar ese camino y estoy con plena confianza y motivación de que lo voy a conseguir para Río. Eso quiere decir que aprendí la lección, totalmente".

En entrevista, Vega de Lille señaló que el mundial en España, que se disputará en el mes de septiembre entrante es el evento "pico" de este año, por lo que ya se prepara para conseguir una de las plazas para los Juegos Olímpicos.

Sostuvo que dentro de su plan de trabajo, la clasificación a los Juegos Panamericanos que logró en Florida, Estados Unidos, fue el primer objetivo de su microciclo de preparación rumbo a Río de Janeiro, y que el resultado la dejó muy contenta porque se trató de una competencia muy difícil porque sólo había un pase para cinco chicas que lo buscaban.

En ese sentido, comentó que desde el año pasado fue a Santander a conocer la zona de competencia y que pudo identificar que tiene condiciones muy diferentes a las que de, por ejemplo, Quintana Roo, lo que la obligará a tener que hacer preparaciones específicas fuera de México, e incluso llegar con varios meses de anticipación a la costa española.

Demita explicó que tendrá que ir conociendo el terreno, pues sabe que en Santander influyen mucho las corrientes, las nubes y sobre todo que se trata de un lugar con condiciones de extremos para la vela, pues o no sopla nada, o sopla muchísimo.

"Acá, en Quintana Roo, estamos acostumbrados a tener un viento muy agradable, medio, que me fascina, es mi favorito; pero no es el que me va a hacer clasificar, entonces vamos a tener que salir a buscar esas condiciones más difíciles", agregó.