México será el protagonista de la cancha en América Latina

Brasil dejó de ser la "joya de la corona" de América Latina y México se ha convertido ahora en el protagonista de la cancha, con una década promisoria por delante si implementa adecuadamente sus reformas estructurales, señalaron analistas de los grupos financieros BBVA Research, Banamex Citi y HSBC.

El economista en jefe de BBVA Research para México, Carlos Serrano Herrera, dijo que entre las ventajas de México sobre Brasil están en que éste último tiene una mayor deuda pública y un nivel de inflación muy alto, que lo llevó a que su banco central subiera sus tasas de fondeo.

De manera externa, el déficit de la cuenta corriente de Brasil es del doble del de México y su sistema bancario, que por muchos años fue parte de su motor de crecimiento, ahora es insostenible, con un incremento importante en su cartera vencida.

Expuso que otra ventaja adicional de México es su integración con Estados Unidos, ya que Brasil creció mucho en los últimos años debido a sus exportaciones de materias primas a China, pero ahora esa economía asiática se desacelera.

En cambio, destacó, la nación que ahora tiene una mejor perspectiva entre los grandes es Estados Unidos y el que mejor posicionado está para exportarle es México.

Además de que "si se terminan de implementar bien las reformas en su parte de reglamentación secundaria puede ser una década fuerte para México", añadió Serrano Herrera.

El economista en jefe del Grupo Financiero Banamex Citi para México, Alberto Gómez Alcalá, resaltó a su vez como una de las ventajas de México el hecho de que la vinculación productiva con Norteamérica no sea necesariamente de materias primas, sino de manufactura.

Así como la solidez de su sistema financiero y su reposicionamiento energético gracias a las reformas estructurales. "Esa combinación de temas prácticamente ningún otro mercado emergente las puede ofrecer como México", destacó.

También coincidió que en el caso de Brasil una de las cuestiones que ayudó mucho a su economía fue su posicionamiento en commodities, especialmente en energéticos.

Sin embargo, le faltó un arreglo fiscal más sostenible y una vinculación con las zonas que ahora van a crecer más y que en el mundo industrializado será Estados Unidos, más que Europa y Japón, mientras que China se desacelera.

A su vez, el economista en jefe para México de HSBC, Sergio Martín Moreno, señaló que los países que tienen problemas son aquellos con mala administración, altas cuentas corrientes e inflación, o están más ligados a China que a Estados Unidos.

Y en el caso de México, puntualizó, justo esas son sus fortalezas, está más ligado a Estados Unidos, no tiene desbalances macroeconómicos de importancia, tiene una deuda baja y una inflación relativamente bajo control.

Además, tiene aspectos positivos que se reflejan con la mejora de la calificación crediticia, los cuales no sólo son la solidez del marco macroeconómico, sino también las finanzas públicas.

De ahí, reiteró, "no todos los países pueden tener una mejora en su calificación crediticia en esta situación de turbulencia financiera".

Entonces, esa es una de las cosas que hacen que México sea fuerte en relación con otros países, además de que se han hecho las reformas a un buen nivel y en un periodo donde no hay crisis.

"Hay un ambiente positivo para México y por ello se va a distinguir en términos de cualquier perturbación de carácter financiera internacional", concluyó.