Antropólogo propone rescatar la Fiesta del Ante en Nayarit

El parque de Loma en Tepic es un punto de convivencia, que la historia señala como un símbolo mesiánico para la Nueva España, donde para celebrar la fundación de la ciudad, realizaban el festejo conocido como la Fiesta del Ante, que es necesario rescatar, indicó el antropólogo Francisco Samaniega.

En entrevista con Notimex, el investigador adscrito al Centro Nayarit del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) reveló que la construcción del parque recreativo en esta zona, por los años 30, dio al traste con las actividades culturales en ese lugar, como la fiesta de Santiago y la de Santa Ana, el 25 de julio de cada año, a partir de 1532.

Samaniega explicó que para celebrar la fundación de Tepic, o la antigua ciudad de Santiago de Compostela, como se llamó, "se hacía una fiesta, la de Santiago, seguida por la fiesta de santa Ana o de Las Paseadoras, en la que el 25 de julio salían los hombres y el 26 las mujeres, a caballo, desde la ciudad en peregrinación, hacia La Loma donde tenía ocasión la Fiesta del Ante" dijo.

El Ante, era un pan local, el pan de picona, hecho de harina y canela, al que se le colocaba una banderita, "que simbolizaba la fiesta de fundación, esa antigua tradición todavía a mediados de los años 70 formaba parte de lo que fue la feria de Tepic, que se realizaba en La Loma" expuso.

El antropólogo declaró que hubo intentos de rescatar éste festejo en el trienio 2005-2008 del ayuntamiento de Tepic, pero que no fue suficiente para que perdurara.

A propósito de la remodelación propuesta por el gobierno del estado, que pretende invertir más de 120 millones de pesos y la construcción de una montaña rusa de un millón 220 mil dólares, añadió que el INAH mantendrá vigilancia durante los trabajos debido a que tiene bajo protección legal algunas construcciones arquitectónicas del lugar.

Entre ellas, mencionó el Monumento a los Defensores del Levantamiento Reyista, El Reloj de Sol, el antiguo Estadio Marte, actual lienzo charro Francisco García Montero, que se construyeron a finales del siglo 19 y principios del siglo 20.

Sin embargo, acotó, "el trazo como tal de La Loma, el Paseo de La Loma, y los cruces de calles y el diseño, ya son del siglo 20, que en todo caso corresponderían al INBA (Instituto Nacional de Bellas Artes) pero como no hay delegación de Nayarit, no hay regulación; lo mismo para casas, edificios públicos y religiosos" sostuvo.

La importancia de La Loma, concluyó el antropólogo, radica en que "desde la época pre colombina sabemos que es un punto de asentamiento, y a inicios del siglo 17, con la aparición de la Cruz de Zacate, en terrenos de la zona de la loma, se le consideró un símbolo mesiánico, como santuario regional de los más importantes para toda la nueva España".