Tributo poético para al vate chileno Nicanor Parra

Con casi un siglo de vida, el poeta, matemático y físico chileno Nicanor Parra (San Fabián, Provincia de Ñuble, 5 de septiembre de 1914) fue homenajeado la víspera por la actriz Marissa Saavedra, quien leyó algunos de los poemas con los cuales éste logró erigirse como una de las voces más representativas de la poética de la centuria pasada.

Nicanor Parra, poeta de enorme importancia en la zona, es el mayor de cinco hermanos en una de las familia más importantes de Chile.

Considerado el creador de la antipoesía, es, en palabras de Harold Bloom, "incuestionablemente, uno de los mejores poetas de todo Occidente".

Hermano de la cantante Violeta Parra, explicó Saavedra, nació en el seno de una familia donde el arte, la cultura, la ciencia y la técnica siempre han estado presentes, pues entre ellos se dieron destacados músicos, poetas y artistas que cultivaron varios géneros y no pocas Bellas Artes.

La actividad, enmarcada en la XXXV Feria Internacional del Libro en el Palacio de Minería, fue permeada por datos biográficos de Parra, de quien se resaltó que "estudió Matemáticas, Física e Ingeniería, de lo cual vivió, pero su enorme pasión fue la poesía; leerla, escribirla y difundirla".

Al explicar a la audiencia del Salón de Firmas del Palacio de Minería la trascendencia del vate, Saavedra, quien es egresada de la carrera de Literatura Dramática de la UNAM, destacó que Parra fue creador de los antipoemas al romper todas las estructuras tradicionales.

"Hacía dibujos, líneas y otros elementos que antes no se habían incorporado a la creación poética en todo el mundo", refirió.

Ganador del Premio Cervantes de Literatura en 2011, Parra escribió diversos libros y su obra ha sido llevada a numerosas antologías. De la antología poética "Parranda larga", Saavedra tomó el libro "Revista nueva" y de ahí, el poema "Ensueño", perteneciente a "Sensaciones", primera entrega de la obra.

El siguiente libro publicado por el poeta sudamericano fue "Cancionero sin nombre", y de acuerdo con la lectora de poesía, "en esta nueva publicación juega con el romance, muy al estilo de Federico García Lorca". De ese libro, los asistentes escucharon el poema "Remolino interior", de enorme emoción.

Después vinieron otros poemas emblemáticos de Nicanor Parra, entre ellos, "El matador", una de las obras más reconocidas del autor y extraída del libro citado en el párrafo anterior, y de la misma publicación emblemática del poeta, "El novio rencoroso", que el público agradeció con cálidos aplausos.