Lenguas maternas entre comunidades indígenas de BC en riesgo

Con pocos hablantes en las comunidades indígenas de la región, las lenguas maternas de Baja California corren el grave riesgo de desaparecer, por lo que es necesario el esfuerzo conjunto para lograr su preservación.

La investigadora y escritora de origen Pai Pai, una de las etnias yumanas de Baja California, Armandina González Castro, señaló en entrevista con Notimex, que de unos 20 años a la fecha, se han establecido diversos esfuerzos para impulsar la preservación de las lenguas maternas.

En este sentido, refirió que la comunidad más fuerte, con unos 60 hablantes, es la pai pai; en cambio, las que registran pocos hablantes es la comunidad kiliwa, que sólo cuenta con una decena, cifra similar a la de las etnias cucapá y kumiai.

La profesora, quien se desempeña como supervisora escolar de la zona 711 de Educación Indígena, afirmó que el riesgo para las lenguas maternas afecta a todas las comunidades indígenas de Baja California.

Detalló que en el pasado reciente, las necesidades de obtener recursos económicos para subsistir, obligó a los habitantes de las comunidades indígenas a trasladarse a los puntos donde podrían estudiar o trabajar.

Resaltó que al abandonar a sus comunidades, sin darse cuenta renunciaban a sus lenguas maternas, pues a donde tenían que ir requerían del idioma español para comunicarse y, obligados por esta necesidad, se fueron olvidando de sus dialectos.

A la par que las comunidades disminuían en número de habitantes, también menguaban en sus esfuerzos por preservar sus lenguas y de esa manera se fueron perdiendo las tradiciones y olvidando las palabras con las que se comunicaban cuando niños.

De esa manera, actualmente las comunidades indígenas de la entidad cuentan con entre 200 y 400 habitantes, pero de esa población, sólo entre cinco y 10 de cada comunidad mantienen sus lenguas maternas, la mayoría personas adultas.

Este detalle, de que quienes hablan las lenguas maternas son personas adultas, pierden la oportunidad de transmitirlas, pues por sus edades ya no tienen hijos pequeños a quienes enseñarlas y la comunicación con los nietos es cada vez más difícil.

Aunque la situación es menor para la tribu Pai Pai, que cuenta con un millar de habitantes, aproximadamente, sus hablantes son apenas 60, poco más del 5 por ciento, por lo que no están libres del riesgo de que su lengua también fenezca.

Armandina González Castro, junto con Noboru Takeuchi son autores de "Auka: visitando los pueblos indígenas", un libro que pretende la preservación y difusión cultural de las comunidades étnicas de Baja California.

Para ella, la preservación de las lenguas maternas descansa en los propios descendientes de las tribus yumanas de Baja California, pues corresponde a los pai pai, cucapá, kumiai y kiliwa, difundir palabra por palabra de sus dialectos.

"Lo que se debe hacer es más que nada, motivar y generar conciencia a los propios miembros de las comunidades, para que surja esa motivación para que ellos hagan el intento y así sea posible la supervivencia", expresó.