Aldeas infantiles SOS cumple 10 años en Chiapas

Aldeas infantiles SOS cumple 10 años en Chiapas brindando atención de niñas y niños con o sin discapacidad, afirmó su director, Juan Carlos Flores Morales.

Su principal objetivo es prevenir el abandono infantil y proteger a los menores que ya perdieron su familia de origen, la aldea de Tuxtla Gutiérrez tiene 78 niños, enfatizó en entrevista.

De ese universo de menores en atención, 42 niños tienen alguna discapacidad, "nuestro modelo es atenderlos a ellos, les otorgamos una nueva familia que cubre todas sus necesidades", refirió.

Los llevan a la escuela, atienden su salud, ropa, calzado y los infantes crecen en un ambiente familiar y protector, pues aldeas infantiles SOS es una organización internacional que tiene presencia en 132 países, expuso.

En Chiapas, dijo en entrevista, funcionan en Comitán y Tuxtla Gutiérrez para prevenir el abandono infantil, se cubren todos los derechos de los niños, los niños no se dan en adopción, los acompañamos en su crecimiento hasta que cumplen la mayoría de edad.

"Trabajamos con el DIF Chiapas y la Procuraduría para la Defensa de la Familia, nos canalizan a los niños una vez que su situación ha quedado definida, o está en proceso de definición", indicó.

Flores Morales expresó que SOS forma comunidad, "a partir de los 18 años rentamos una casa para ellos, son conducidos por un acompañante no por una mamá, la madre se queda en la aldea".

Las pueden venir a visitar, los jóvenes viven en la comunidad, puesto que ellos estudian o trabajan, los acompañantes los van orientando para que logren su independencia, que sean personas útiles en la sociedad,

Insistió el directivo que por ser una aldea con discapacidad, "hemos tenido solo tres jóvenes que han logrado esa independencia, la mayoría de los mayores de 18 años tienen alguna discapacidad".