Unificación monetaria en Cuba es "irreversible": Murillo

El vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba, Marino Murillo, dijo que la unificación monetaria en el país es "irreversible" y enfatizó que la economía nacional seguirá siendo socialista bajo la supremacía del Estado.

Murillo, jefe de la comisión que coordina las reformas adoptadas por el gobierno del presidente Raúl Castro, reconoció que la economía cubana aún tiene fallas en su estructura y estimó "complejos problemas" este año y en 2015.

El también miembro del Buro Político del gobernante Partido Comunista ofreció un discurso el viernes ante mil 200 delegados que asisten al XX Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC, única) que concluye este sábado.

"Hoy tenemos en Cuba dos monedas y dos políticas cambiarias y hay que eliminar esa situación", dijo Murillo al referirse a la coexistencia en el país del peso cubano (CUP) y el peso convertible (CUC), moneda fuerte equiparable al dólar.

El salario medio actual en Cuba es de 466 pesos cubanos, equivalentes a unos 19 pesos convertibles, según la política cambiaria de 24 CUP por un CUC.

El funcionario admitió que pese a la unificación monetaria los problemas de la economía sólo se resolverán con el aumento de la deprimida producción.

Descartó una baja de los altos precios de bienes y servicios al informar que en 2013 el déficit presupuestario fue financiado por el Estado, lo que significó poner en circulación un dinero que no proviene de la producción de valores o bienes materiales.

Indicó que por la baja productividad el país continúa importando altos volúmenes de alimentos, el 50 por ciento de los cuales se puede producir en Cuba, mientras que a la empresa socialista le falta autonomía, facultades y acceso a los recursos mínimos que necesita.

Murillo también señaló que asciende a casi 447 mil el número de trabajadores por cuenta propia (privados) que desarrollan pequeños negocios y oficios.

Al respecto expuso que la propiedad social sobre los medios de producción (como llaman en los países socialistas al control del Estado sobre la economía) no riñe con las formas de propiedad no estatal.

Una cosa es la propiedad y otra cómo gestionarla, ya que mediante el arrendamiento el Estado sigue siendo propietario aunque otros gestionen esa propiedad, aclaró.

El congreso de los sindicatos oficiales concluirá tras la aprobación del informe central del congreso y la elección de la nueva dirección de la CTC que agrupa a 3.5 millones de afiliados de la isla, la mayoría de ellos empleados estatales.