Denuncia diario espionaje a presidente colombiano

Los mensajes personales del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, fueron interceptados de manera ilegal, sin que se tenga indicios claros de quién hizo el espionaje, informó hoy el diario bogotano El Tiempo.

El periódico colombiano señaló que ante el seguimiento ilegal al mandatario, las agencias del Estado rastrean a los posibles responsables, mientras los protocolos de seguridad y de comunicaciones del gobernante fueron reforzados.

Según la publicación, al menos dos correos electrónicos enviados por Santos desde su cuenta personal fueron interceptados ilegalmente, aunque las autoridades no descartan que existan muchos más.

"El hallazgo, que fue puesto en conocimiento del jefe del Estado hace pocos días, tiene al equipo de seguridad de la (presidencial) Casa de Nariño siguiendo el rastro de los responsables del hackeo", indicó el diario.

Aclaró que, de acuerdo con fuentes oficiales, "no son temas de gobierno, sino que se trata de dos comunicaciones personales de Santos. La primera de estas se refiere a un posible negocio de obras de arte, que finalmente no se concretó".

Un segundo correo electrónico estaba relacionado con los giros hechos por el presidente colombiano para cubrir la matrícula de su hija, María Antonia, quien estudia en una universidad del exterior, añadió en su artículo el periódico.

"Aunque en días pasados empezaron a circular rumores sobre la posible existencia de chuzadas (interceptaciones) al hombre con mayor seguridad en el país, solo hasta ahora fuentes del Estado admitieron oficialmente su existencia", apuntó.

Según el rotativo, hasta el momento no hay indicios claros de quién estaba espiando al presidente, aunque fuentes de la Casa de Nariño informaron que el caso ha llevado a una revisión de los protocolos de seguridad de Santos.

La denuncia se da en medio de un escándalo por un supuesto espionaje militar a delegados del gobierno que participan en los diálogos de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Cuba, así como a periodistas.