Especialistas catalogan como universal a la literatura infantil

La literatura infantil engloba contenidos dirigidos tanto para los más pequeños como para los adultos, pues son obras a las cuales recurre la gente mayor para entenderse o reencontrarse con su niño interior, señalaron hoy especialistas en la XXXV Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM).

En la charla titulada "Los críticos recomiendan ¿Qué le doy a leer a mis hijos?", moderada por Geney Beltrán Felix, los expertos en literatura Perla Holguín, Eduardo Huchín Sosa y Glafira Rocha, dieron a conocer una serie de libros infantiles que pueden beneficiar a todo tipo de lectores.

Holguín aconsejó a aquellos adultos que quieran impulsar el hábito de la lectura en los niños, que sean estos últimos quienes decidan lo que quieren leer y conocer, para así evitar en los infantes un pensamiento de imposición por parte de sus familiares.

Compartió que su acercamiento con la literatura infantil se dio hasta su etapa como universitaria, "y es que de adultos buscamos llenar una serie de vacíos a través de este género, que muchas veces nos lleva a comprendernos más".

Holguín recomendó a los presentes los libros ilustrados "Camino a casa", de Jairo Buitrago; "Perdido y encontrado" y "El niño que nada con pirañas" de Oliver Jeffers, en los cuales se abordan temas relacionados con las pérdidas, el duelo y la reconciliación.

En su participación, la escritora y terapeuta Glafira Rocha señaló que la literatura infantil suele ser más creativa, llega más directamente al corazón y ayuda a que los adultos se reencuentren y vuelvan a identificarse con los niños que alguna vez fueron.

Mencionó que uno de los principales hábitos que tienen que erradicar los padres de familia es asociar la literatura con el sueño, "la mayoría de los papás acostumbran a sus hijos a que los libros se leen en la noche, antes y con la finalidad de dormir, por tanto, los niños crecen bajo la idea de que se trata de algo aburrido, por lo que es más recomendable realizar la actividad durante el día".

Sus recomendaciones para niños y no tan niños fueron: "El vuelo de Cliserio", obra de Teatro de Frino; "El libro invisible" de Santiago García Clairac, publicación que se caracteriza por contener un metadiscurso envolvente, según Rocha.

Para los adolescentes, sugirió la novela realista "Para Nina: Un diario sobre la identidad sexual" de Javier Malpica, que aborda la historia de un niño que siente que es niña, por lo que se ve envuelto en una serie de conflictos emocionales.

Por su parte, Eduardo Huchín Sosa recomendó "Una serie de eventos desafortunados", obra escrita por Daniel Handler bajo el seudónimo de Lemony Snicket; los cuentos subversivos y surrealistas, que detrás de cada historia de una forma creativa y divertida tienden a ser revolucionarios, reunidos en el libro "Los cuentos escritos a máquina", de Gianni Rodari.

Uno más es "El Globo" con texto e ilustraciones de Isol, en este se narra la historia de la pequeña Camila, quien cree que por su mal comportamiento provocó que su madre se enojara tanto hasta convertirse en un enorme globo rojo.