Reforma profunda al campo debe garantizar propiedad social

La reforma profunda al campo propuesta por el Ejecutivo no debe arriesgar la propiedad social y, por el contrario, dejar claro que "la propiedad social también da gobernabilidad", aseveró el dirigente agrario Humberto Serrano Novelo.

El secretario general de la Confederación Agrarista Mexicana (CAM) planteó la necesidad de que el Poder Ejecutivo federal trabaje de forma coordinada con las organizaciones campesinas en una reforma estructural para el sector, consensuada y alejada de la privatización del ejido y de la comunidad rural.

En la ceremonia del primer aniversario luctuoso de Humberto Serrano Pérez, quien fuera líder nacional de la organización, Serrano Novelo dijo que las 3.5 millones de unidades de producción agrícola de pequeña y mediana escala en México no pueden quedar marginadas de la reforma legislativa que se busca, ni a merced del capital privado.

Expuso que el sector rural vive un declive que se refleja en el bajo crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) agropecuario que fue de 0.3 por ciento, lo cual provocó que las importaciones de alimentos crecieran más de 50 por ciento.

En ese sentido, explicó que la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) reportó mayor producción de cultivos como sorgo y maíz en grano, chile verde, limón, alfalfa verde, cebolla, nuez, frijol, aguacate y café cereza.

"Sin embargo esto se debió a la buena temporada de lluvias y no por una mejora en la aplicación de programas y recursos", insistió el dirigente agrario.