Augura CNA, éxito para la Alianza Pacífico

El Consejo Nacional Agropecuario (CNA) hizo buenos augurios para el sector con la Alianza Pacífico (AP), pues en las negociaciones con las secretarías de Economía y Agricultura se cuidaron alrededor de 100 fracciones arancelarias agropecuarias sensibles.

En su análisis mensual, el CNA señaló que tales negociaciones representan más de 6.0 por ciento de todo el universo arancelario del sector agropecuario y pesquero de México.

Recordó que con la Alianza se abrirá 92.0 por ciento de manera inmediata todo el universo arancelario, una vez entrado en vigor el Acuerdo.

"Esta negociación fue más ambiciosa en términos de eliminación y reducción arancelaria, más allá de lo que México ha negociado en sus 12 TLC´s incluyendo el TLCAN", aseguró el CNA.

Puntualizó que el 8.0 por ciento restante entra en un proceso de baja escalonada de mediano, largo plazo; incluso alrededor del uno por ciento con periodos de desgravación más allá del largo plazo (entre 12 y 17 años).

Ello porque los países partes del AP reservaron 175 fracciones arancelarias correspondientes a los sectores industrial, agroalimentario, y en particular cuidaron más a los bienes del sector agropecuario por considerarse sensibles.

El CNA recordó que conjuntamente el gobierno federal, el CNA y sus subsectores lograron excluir en las negociaciones productos como el azúcar y el alcohol.

Asimismo se obtuvieron periodos de desgravación de 17 años en agroproductos como café, plátano, papa, frijol, manzana, maíz y harina de maíz.

Aunado a la reducción de aranceles entre 12 y 15 años en: uvas, cebollas, leche el polvo, quesos frescos, preparados infantiles lácteas, espárragos, chiles picosos frescos y secos, mango, durazno, arroz pulido, fécula de papa, productos pesqueros como camarones, langostas y langostinos; así como tabaco burley.

El CNA aseguró que también atendieron las preocupaciones arancelarias de productos delicados con desgravaciones a 10 años en productos como: carne de res; ajos; productos pesqueros refrigerados como los bogavantes.

También quesos duros; productos lácteos (leche fluida, yogurt, mantequilla, leche evaporada y condensada, así como bebidas a base de leche); zanahorias; aceitunas; cocos; piñas; cítricos (naranja y toronja); harina de papa; asimismo, preparaciones a base de pollo.

Expuso que también se cuidaron otras preocupaciones con desgravaciones a siete años a productos como los: hongos, chicharos, calabacines, maíz dulce, cilantro, perejil, mejorana, copra, sandías, melón, papaya, guayaba, guanábana, fresa, manteca de cerdo, vísceras de res.

Además de productos pesqueros frescos y refrigerados (truchas, carpas, sardinas, pez espada, cangrejos); enlatados de atún y sardinas, calamares, pulpos, así como almejas y harina de pescado.

Por otra parte el CNA destacó que se obtuvieron reglas de origen específicas estrictas en los productos agropecuarios y pesqueros en especial los productos sensibles y delicados para evitar triangulaciones y prácticas desleales de comercio exterior como Brasil, Argentina, China e India.

"Reconocemos ampliamente que hubo una muy buena comunicación con la Secretaría de Economía a cargo de su titular, Ildefonso Guajardo Villareal, y su equipo de trabajo y agradecemos este diálogo abierto y permanente.

"En especial reconocemos al Dr. Francisco de Rosenzweig, Subsecretario de Comercio quién honró su palabra que hizo al CNA de cuidar a los productos sensibles del sector agroalimentario mexicano en la AP", destacó el organismo.