Senadora considera que legalizar mariguana viola derechos de la niñez

La iniciativa presentada por senadores perredistas que busca legalizar el consumo de mariguana con fines terapéuticos e incluso el autocultivo, viola y contradice lo estipulado en la Convención Sobre los Derechos del Niño pues se facilitaría el acceso de los menores a dicho narcótico, consideró la senadora Verónica Martínez Espinoza.

En entrevista, recordó que la Cámara de Senadores ratificó este convenio internacional desde septiembre de 1990 y la reforma constitucional en materia de derechos humanos de 2011 obliga a todas las autoridades mexicanas en cualquier ámbito de competencia a respetar los tratados internacionales en materia de derechos humanos.

Advirtió que si el Senado se debate y en su caso se aprueba esta reforma que legaliza mayores cantidades de posesión de mariguana e incluso el autocultivo, en los hogares "estaríamos violentando dicha convención ya que se facilitaría el acceso a los menores al consumo de drogas".

La integrante de la Comisión de Justicia del Senado señaló que el artículo 33 de la Convención Sobre los Derechos del Niño, promovida por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) señala:

"Los Estados Partes adoptarán todas las medidas apropiadas, incluidas medidas legislativas, administrativas, sociales y educacionales, para proteger a los niños contra el uso ilícito de los estupefacientes y sustancias sicotrópicas enumeradas en los tratados internacionales pertinentes, y para impedir que se utilice a niños en la producción y el tráfico ilícitos de esas sustancias".

Martínez Espinoza dijo que cualquier reforma, tanto a nivel local, federal y estatal, en caso de ser aprobadas vulneraría la citada convención al facilitar el acceso a los drogas a los menores de 18 años.

"Respetamos todas las propuestas legislativas, pero es necesario aclarar que técnicamente y jurídicamente es un asunto inviable, porque además de violar una convención internacional en materia de derechos humanos, también estaríamos violentando la Constitución", subrayó.

La legisladora por Jalisco dijo que en caso de que se aprobara dicha reforma que presentaron esta semana los senadores Mario Delgado e Isidro Pedraza, del PRD, cualquier ciudadano puede promover una controversia ante la Suprema Corte de Justicia de la Nacional (SCJN) alegando inconstitucionalidad.

Comentó que no sólo la Convención Sobre los Derechos del Niño, sino otros tratados y acuerdos de los cuales México forma parte, pueden violentarse con reformas de este tipo que buscan legalizar el consumo, posesión e incluso autocultivo de la mariguana.

La misma Convención apunta que los Estados "en todas las medidas concernientes a los niños que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos, una consideración primordial a que se atenderá será el interés superior del niño", concluyó.