México produce mucho y muy buen jazz: Fernández Campos

Tras señalar que hoy en México se hace mucho buen jazz, el promotor cultural y socio del "Jazz Base", recinto dedicado al apoyo y difusión de ese género musical, José Fernández Campos anunció el ciclo de sesiones de escucha que se realizará del 5 de marzo al 30 de abril.

Como muestra de lo anterior, refirió el también empresario gastronómico, "esta temporada de escucha mostrará al público capitalino que hay jazz en México, que es mexicano y que incorpora música tradicional y otras formas más, totalmente nacionales", subrayó.

Otra forma de apoyar la producción y difusión del jazz, especialmente el que se realiza en este país, explicó Fernández Campos durante una conferencia de prensa, consiste en estimular la producción discográfica. "El año pasado dimos todo el apoyo para la grabación de seis discos compactos inéditos", apuntó.

En su agenda del presente año, añadió el empresario, tiene otros seis discos en puerta, producciones fonográficas a las que apoyará en el largo proceso de producción.

"Destinamos recursos para la maquila y otros aspectos de la cadena de elaboración del disco, hasta que es puesto al alcance del público", acotó.

Dijo que también se apoya a los grupos que se acercan al recinto artístico y gastronómico de otras maneras. "Una vez que ellos tienen el disco, los invitamos a presentarlo en nuestro local, donde ellos marcan la cuota de recuperación (entre 100 y 150 pesos), recursos que es íntegro para el grupo".

Con esa fórmula, explicó más adelante, el "Jazz Base" obtiene recursos para sostenerse únicamente a través del consumo de quienes asisten a ese reducto donde se puede escuchar jazz en sus más puras y refinadas expresiones. "La venta de discos también genera ganancias, que son íntegras para los artistas", expuso.

En cambio, el ciclo "Desde el Jazz Base, sesiones de primer escucha", que iniciará el próximo 5 de marzo, está dedicado a agrupaciones de jazz que han logrado grabar su primer disco.

Son discos que ya están hechos, pero que por su calidad deben ser puestos a la consideración de la gente, puso en relieve José Fernández Campos.

"El jazz es una música que tanto a mis socios comerciales y culturales como a mí, nos apasiona. Por eso, ver que hay muchos músicos talentosos en México, que crean buen jazz y que eso lleva a la formación de nuevos públicos, es algo que nos mantiene actualmente en una nube de felicidad y satisfacción", concluyó.