Pide Correa prudencia frente accidente de nave presidencial

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, pidió hoy prudencia en las informaciones que se difundan sobre el accidente del helicóptero a su servicio, en el cual murieron tres militares y otro resultó herido.

El gobernante solicitó que se espere el informe de la junta investigadora creada por el Ministerio de Defensa para establecer las causas del percance aéreo, antes de caer en "elucubraciones", indicó el viernes la Presidencia ecuatoriana.

Correa explicó que "ayer (jueves) no tenía previsto viajar en esa aeronave, por lo cual, recalcó que no se caiga en elucubraciones", añadió la nota oficial, divulgada este viernes por la sede presidencial en su página web.

El mandatario envió además sus condolencias a los familiares de los tres militares que murieron en el accidente, mientras cumplían una misión de traslado entre las ciudades ecuatorianas de Guayaquil y Quito.

La nave, de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), se precipitó a tierra cuando sobrevolaba la provincia andina de Chimborazo, lo que causó la muerte a tres de sus pasajeros y heridas graves a uno más, informó el gobierno.

Para establecer las razones que provocaron la caída del aparato, el Ministerio de Defensa anunció la creación de una junta investigadora, compuesta por las tres ramas de las Fuerzas Armadas y un asesor ministerial civil.

Al recordar a los tres militares fallecidos en el accidente del helicóptero que usaba con frecuencia el presidente para sus recorridos por territorio ecuatoriano, Correa aseguró que "es un día triste para la Patria".