Esposa de líder venezolano detenido confía en justicia divina

Lilian Tintori, esposa del detenido dirigente opositor venezolano Leopoldo López, dijo hoy que confía en la justicia divina, al igual que muchos de sus compatriotas.

En declaraciones telefónicas desde Caracas a la costarricense Radio ADN, Tintori dijo que personas lo mismo fuera que dentro del gobierno desean la paz para Venezuela.

La esposa de López afirmó que la oposición procura superar lo que describió como un bloqueo informativo por parte del gobierno, y aseguró que, en tal contexto, la versión de la oposición debe difundirse, por tratarse de lo que definió como el lado bueno de la historia.

"A mi me preguntan que si yo confío en la justicia actual y yo, siempre, digo: 'no, es que no la hay'", expresó y reiteró: "pero sí confío en la justicia divina".

Respecto a la situación interna venezolana, manifestó su deseo de que "se pueda desembocar en paz, en unión, en fortaleza, en fuerza, en esperanza".

En el actual, "los pocos medios de comunicación que tenemos, están totalmente cuadrados por el gobierno, y solamente se informa lo que el gobierno quiere informar", relató, para agregar que "no hay información de otro lado".

En cuanto a la detención de su esposo, quien estaba requerido y el pasado martes se entregó a las autoridades, dijo: "ayer fue la primera visita, estuve con él, le llevé ropa, porque no tenía nada, le llevé comida".

"Está encerrado, en un calabozo, no lo han dejado salir, está desconectado del mundo, de Venezuela, de las ciudades, está totalmente bloqueado de información, no tiene ningún tipo de conexión ni de comunicación con nadie", informó Tintori.

"La situación es grave, la situación es fuerte, la situación está muy dura, en Venezuela, porque hay mucho descontento, a nivel nacional, de cómo estamos, actualmente, en Venezuela", advirtió.

"La situación es grave, y, ahora, aun mas grave, porque encarcelan, injustamente, sin pruebas, a un líder, a un líder de la oposición, y a un líder de muchos venezolanos", aseguró.

López se encuentra en el Centro Nacional de Procesados Militares (Cenapromil) de Ramo Verde, en Los Teques, capital del estado Miranda.

López estará en el penal militar los próximos 45 días, mientras se le juzga por diversos delitos, entre ellos incendio y daños, en carácter de determinación, instigación a delinquir y asociación para delinquir, y de resultar culpable sería condenado a 10 años de cárcel.