Descartan en Perú que pena de muerte reduzca la delincuencia

El fiscal peruano de la Nación, José Peláez Bardales, descartó hoy que la pena de muerte contribuya a frenar la delincuencia en los países donde se aplica.

"Estoy en desacuerdo con la instauración de la pena de muerte porque no surtió los efectos por los que se impuso, no sirvió para limitar o amedrentar los actos ilícitos que comenten los delincuentes, sino al contrario", señaló.

Peláez Bardales añadió que "creo que en el mundo la pena de muerte va desapareciendo, salvo en algunos países con escasa formación jurídica o con costumbres inveteradas de quitar la vida", informó la estatal Agencia Andina.

El ex presidente peruano Alan García (1985-1990/2006-2011) lamentó esta semana que el Congreso no haya debatido la instauración de la pena de muerte para los violadores y asesinos de niños, sicarios y para aquellos que transgredan la seguridad de la ciudadanía.

El fiscal de la Nación dijo ser partidario de la readaptación de los delincuentes, pues "todos son sujetos y objeto de este proceso" para retornar a la sociedad.

Reconoció, sin embargo, que "lamentablemente nuestras prisiones están tugurizadas y llenas de presos y no hay un tratamiento especializado y selectivo para lograr la readaptación de los internos".