Investigación para bajar pérdidas en cereales será aplicada en África

Una investigación del Tecnológico de Monterrey, para disminuir o eliminar pérdidas de cereales a partir de la cosecha y hasta su destino final con el consumidor, será replicada en diversas zonas del continente africano.

La institución de educación privada señaló que la investigación denominada "Tecnologías integrales para reducir pérdidas en postcosecha de cereales", ha sido referente para su aplicación en África por las organizaciones Global Knowledge Iniciative y la Fundación Rockefeller.

Expertos estiman que el 40 por ciento de estos alimentos se va desperdiciando o no logra llegar al final del ciclo, esto debido a factores variados que incluyen condiciones climáticas adversas que impiden que se de la cosecha, almacena­miento incorrecto o incluso en casa, cuando por no consumirlo se descompone , indicó.

Dicho proyecto, dijo, fue desarrollado por el investigador del Centro de Biotecnología e Ingeniería de Alimentos del ITESM, Silverio García Lara.

"Todos estamos conscientes de que necesitamos alimentos y hay que producirlos de alguna forma; entonces se asume que el proceso productivo es la parte más importante y una vez que nosotros obtenemos el benefactor -como puede ser el maíz, trigo o la lechuga, todo parece indicar que las cosas terminan ahí ", expresó el especialista.

Añadió que "la realidad es que la cadena de valor no termina, es una cadena, a partir de que se cosecha en el campo empieza a haber problemas, incluso ya cuando llega al consumidor y cuando nos referimos a granos, el panorama es muy similar, incluso con pérdidas mayores".

Esta investigación, mencionó, ha llevado años de trabajo en donde se han realizado pruebas por el norte del país descubriendo interesantes datos que lo llevaron a hacer de esta investigación un modelo de estudio.

"Este estudio se hizo del 2004 al 2007, básicamente rastreamos todo el país, este fue un trabajo multidisciplinario: tomamos no sólo datos de alimentación, sino también de producción de tempe­ratura, entre otros, y esos modelos sirvieron y se aplicaron por primera vez en varios países de África", señaló.

Indicó que este es un problema añejo al que se le ha dado poca difusión dentro de los eslabones de la cadena productiva, hay muy pocos expertos a nivel mundial, y se visto directamente con los agricultores estas pérdidas.

El especialista manifestó que se dieron cuenta que es un nicho de investigación y de impacto social, el cual puede contribuir con la disminución de estas pérdidas.

Expuso que Global Knowledge Initiative y la Fundación Rockefeller, realizaron pequeñas reuniones alrededor del mundo, y el pasado mes de enero se efectuó una en la Ciudad de México.

En esta reunión, apuntó, se presentaron resultados y la experiencia en la aplicación de la misma, lo que dio como resultado que dichas organizaciones se interesaran más en el tema y buscarán replicarlo en más zonas de África y eventualmente en Asia.

"Esta fundación quiere intervenir en reducir la pérdida de alimentos porque se dieron cuenta que es un problema que se puede atacar y es que si evitamos esa pérdida tradicional del 40 por ciento", resaltó.