Consejeros piden mantener definitividad como eje rector de comicios

De cara a la discusión de las leyes secundarias en materia política-electoral, los consejeros del IFE urgieron a los legisladores que el principio de definitividad siga como eje rector de los procesos electorales y "no se abra la puerta a impugnaciones ex post".

Ello para evitar que "se pretenda echar abajo lo construido durante los meses que dura el proceso y que va definiendo las condiciones en que éste se lleva a cabo", indicaron en el documento "Nota técnica en torno a la reglamentación de la reforma constitucional en materia electoral".

De tal suerte, agregaron, que "toda decisión es impugnable, pero una vez tomada y declarada como definitiva no hay vuelta atrás: es así como la ley y la Constitución garantizan la legalidad de todo el entramado electoral y de todos los actos de la autoridad".

En el texto de 39 cuartillas remitido este jueves al Ejecutivo Federal, vía la Secretaría de Gobernación, a los partidos políticos y la Cámara de Diputados, insistieron que "el principio de definitividad es la cualidad principal que dota de lógica, certeza y legalidad a los procesos en su conjunto".

De cara a la "nacionalización" de la organización de las elecciones, indicaron que este principio responde a la lógica de que el proceso electoral es un edificio construido por etapas que se suceden una detrás de la otra, y sólo cuando la primera es firme y definitiva se puede pasar a la siguiente.

Según los consejeros Marco Antonio Gómez, María Marván, Benito Nacif, y el presidente provisional del IFE, Lorenzo Córdova, "cada nueva pieza o piso de ese edificio se construye sobre uno previo -firme, sólido, definitivo- que permite tomar la siguiente decisión, mecanismo que debe seguirse en unos comicios".

La y los consejeros también sugieren a los legisladores eliminar de la ley toda obligación al Instituto Nacional Electoral (INE) de entregar a los partidos, por cualquier medio, sea impreso, magnético o el que fuera, copia del padrón y los listados nominales.

De esta forma se busca "hacer plenamente congruente la nueva legislación electoral con las disposiciones constitucionales que obligan a la protección de datos personales".

En cambio, consideran que se debe garantizar a los partidos políticos, única y exclusivamente, el derecho de acceso a esos productos registrales, que podrán consultar in situ en las sedes correspondientes del INE.

Los integrantes del Consejo General del IFE también propusieron al Legislativo determinar que se dará de baja de la Lista Nominal y el Padrón Electoral a los ciudadanos cuya Credencial para Votar pierda vigencia, a fin de mantener actualizados ambos instrumentos.

En ese marco, solicitaron que la legislación secundaria no otorgue a los candidatos independientes acceso al Padrón Electoral ni a los listados nominales, pues, por un lado, resultaría materialmente imposible verificar el uso responsable de esos documentos.

Por el otro, agregaron, "darles acceso podría incentivar la presentación de candidaturas independientes con el único motivo de obtener beneficios económicos de la consulta del padrón y los listados nominales".

Ello "iría en contra del espíritu que motivó la incorporación constitucional de esta figura", puntualizaron Baños Martínez, Marván Laborde, Nacif Hernández y Córdova Vianello en su nota técnica.