La OFCM alista programa bajo la dirección de Iván López Reynoso

"Obertura Carnaval" y "Obertura Otelo" de Antonín Dvorák,(1841-1904), "Suite No 4 en sol mayor Op. 61, Mozartiana" y "La Tempestad" de Pyotr Illyich Tchaikovsky (1840-1893), son piezas que el director Iván López Reynoso preparó para los conciertos en el Centro Cultural Ollin Yoliztli (CCOY).

sábado y domingo.

El músico de origen guanajuatense dirigirá a la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México (OFCM) durante las presentaciones este sábado y domingo en la Sala Silvestre Revueltas del CCOY, en las cuales se continuará con el homenaje a William Shakespeare, a 450 años de su nacimiento.

De acuerdo con un comunicado de la Secretaría de Cultura del Distrito Federal, el concierto que se enmarca en la segunda parte del programa de la OFCM, comenzará con "Obertura Carnaval" y luego se interpretará "Suite No 4 en sol mayor Op. 61, Mozartiana".

También se ejecutarán las piezas que Dvorák y Tchaikovsky crearon inspirados en las obras literarias "Otelo" y "La Tempestad", de Shakespeare.

López Reynoso expresó que es imprescindible mencionar a Shakespeare en el panorama musical, ya que muchas obras interesantes de la literatura musical de la historia, se han inspirado en la obra literaria del dramaturgo inglés, por mencionar algunas están "Obertura Romeo y Julieta" de Tchaicovsky y la creada por Sergei Prokofiev.

Esta es la segunda ocasión en la que López Reynoso dirigirá la OFCM, con el compromiso de abordar obras maestras de una forma fiel a lo que sus autores escribieron.

El director expresó que para interpretar las piezas es necesario ir más allá de las partituras que dejó plasmadas, se necesita acercarse al contexto histórico en el que fueron creadas y ver cómo pueden ser leídas en este momento.

Refirió que compartir escenario con una agrupación como la OFCM siempre es un acontecimiento importante y de mucho orgullo en su formación, "es una orquesta con una sonoridad maravillosa y una trayectoria que habla por sí sola del gran nivel que tiene".

López Reynoso tiene 23 años de edad y ya cuenta con una trayectoria que lo ha llevado a ser director invitado de diversas orquestas como la Filarmónica de Jalisco, Coro y Orquesta del Teatro de Bellas Artes, las orquestas sinfónicas del Estado de Puebla, del Instituto Politécnico Nacional.

También la Orquesta de la Universidad de Guanajuato, la Juvenil Carlos Chávez, la Juvenil del Estado de México, Stravaganza y la Juvenil Universitaria Eduardo Mata.

Actualmente, el músico es director asistente de la Orquesta Filarmónica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Para López Reynoso ser calificado como un director "joven" es una constante en su corta carrera, incluso, un tabú que siempre habrá de enfrentar.

A pesar de ello, manifestó estar contento de que se le brinden estas oportunidades, pues "hablan de mi trabajo, del constante esfuerzo que he realizado, de todo el estudio que estoy haciendo y demuestran hasta cierto punto que puedo estar al frente de estas agrupaciones".

Lo importante en estos últimos cinco años, consideró, no ha sido estar al frente de diversas orquestas como las que ahora ha encabezado sino seguir dirigiéndolas.

Recientemente, el músico realizó su debut operístico en Bellas Artes con la dirección musical de la ópera "La flauta mágica".