México se suma a festejos del Día Internacional de la Lengua Materna

Con el objetivo de promover la preservación y protección de todos los idiomas que emplean los pueblos del mundo, desde el año 2000 se conmemora el Día Internacional de la Lengua Materna, cada 21 de febrero, y México lo festeja este año con el lanzamiento de la convocatoria del XIII Premio Nezahualcóyotl de Literaturas en Lenguas Mexicanas.

Además de dicha convocatoria, cuyas bases se darán a conocer mañana en la Cafetería del Palacio de Bellas Artes, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) puso en marcha en 2010 el programa "Telar de voces".

Entre las actividades de dicha iniciativa se incluyen lecturas en lenguas indígenas, talleres, presentaciones de libros, conferencias y exposiciones por el interior del país.

En Baja California, por ejemplo, se llevarán a cabo distintas actividades, entre ellas exposiciones fotográficas, proyección de documentales, presentaciones musicales y un foro de reflexión para analizar la problemática, perspectivas y difusión de los idiomas maternos en esa región fronteriza.

El objetivo, informó en un comunicado el Conaculta, es apoyar a los portadores de las diversas lenguas maternas que existen en esa entidad: pai pai, cucapá, k'miai y kiliwa.

Otras de las acciones encaminadas al rescate del legado lingüístico de México son: la aplicación para tabletas electrónicas de textos del monarca Nezahualcóyotl, que reúne los versos del Rey Poeta, y la primera Sala de Lectura Intercultural Tranvía, en la Fábrica de Creación e Innovación La Nana, en la Ciudad de México.

El acervo de dicha Sala está compuesto por alrededor de 260 títulos escritos en ñañu, zapoteco, náhuatl, huichol, maya, tzotzil, inglés y francés, y su propósito es valorar y apreciar la diversidad, así como propiciar el acceso equitativo a la lectura y la escritura en distintas lenguas.

México es uno de los 10 países más ricos en diversidad lingüística, ya que cuenta con 68 lenguas originarias y 364 variantes, de las cuales 64 se encuentran en muy alto riesgo de desaparición, según la tercera edición del mapa "La diversidad cultural de México: Lenguas indígenas nacionales".

De acuerdo a la UNESCO, las lenguas maternas son los instrumentos más poderosos para preservar y desarrollar el patrimonio cultural, tanto el tangible como el intangible, por lo que es necesario preservarlas para garantizar el enriquecimiento de los saberes tradicionales e incentivar la diversidad lingüística y el multilingüismo.

Sin embargo, de las más de siete mil lenguas que existen a nivel mundial, alrededor de tres mil están en riesgo de desaparecer.

En el país, 64 variantes están en alto riesgo, pues según el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali) existen pueblos indígenas en los que únicamente las personas mayores hablan la lengua, tal es el caso del tlahuica, mocho, tuzanteco, kaqchikel, teko, awakateko, oluteco, ayapaneco, ixcateco, ixil, texistepequeño, chocholteco e ixil chajuleño, así como de dos variantes del otomí, cuatro del mixteco y cinco del zapoteco.

El Censo de Población y Vivienda 2010 reporta que en México, seis millones 913 mil 362 habitantes de tres años y más hablan alguna lengua indígena, esto significa el 6.6 por ciento de la población de ese rango de edad.

En cuanto a la distribución, los estados de Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Puebla, Yucatán y Guerrero son los que reportan el mayor número de hablantes.

La conmemoración del Día Internacional de la Lengua Materna se realiza el 21 de febrero en memoria de los estudiantes que en 1952 se manifestaron por el reconocimiento de su lengua, Bangla, como uno de los dos idiomas nacionales de lo que hoy es Bangladesh.