Dirige CNDH recomendación a gobierno de Chiapas

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dirigió la recomendación 11/2013 al gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, por una agresión que realizaron policías a manifestantes.

En un comunicado, la comisión refirió que se trata de 24 personas que fueron detenidas y sometidas a malos tratos mientras participaban en una manifestación.

Puntualizó que el 4 de julio de 2010 miembros del Movimiento Campesino Revolucionario Independiente-Coordinadora Nacional Plan de Ayala-Movimiento Nacional (MOCRI-CNPA-MN) se manifestaron en el crucero "Las Flores", en el municipio Tecpatán.

"Al lugar también se presentaron elementos de la Policía Estatal Preventiva quienes detuvieron a 11 personas, las cuales fueron remitidas a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana", explicó.

El organismo defensor de las garantías individuales detalló que de forma posterior estas personas fueron puestas a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación, adscrito a la delegación estatal de la Procuraduría General de la República (PGR).

En un segundo caso 13 personas que se manifestaban en el crucero Nuevo México, en el municipio Comalapa, fueron detenidas por miembros de las policías Estatal Preventiva, Fronteriza, de Caminos y Turismo, y de la Especializada de esa entidad.

De acuerdo con la CNDH, algunos de los detenidos refirieron haber sido agredidos física y verbalmente por los agentes policiales, antes de ser puestos a disposición del agente del Ministerio Público de la fiscalía chiapaneca.

Ahí se les informó que se dio inicio a una averiguación previa por la comisión de los presuntos delitos de ataques a las vías de comunicación, ataques contra la paz, integridad corporal y patrimonial de la colectividad y del estado y asociación delictuosa.

En este sentido, el organismo manifestó que los elementos policiacos violaron el derecho a la libertad de reunión, y por consiguiente los derechos a la legalidad, la seguridad jurídica, la libertad personal y al trato digno.

"Para esta Comisión Nacional no pasó inadvertida la condición de vulnerabilidad en la que se encontraban siete de las víctimas que fueron objeto de malos tratos: cinco adultos mayores, una mujer y un menor de edad", expuso.

Asimismo, servidores públicos incurrieron en actos y omisiones que afectaron la legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez, lealtad, imparcialidad y respeto.

La CNDH recomendó a la administración de Velasco Coello reparar el daño a las 24 víctimas, y diseñar e impartir un programa integral de educación, formación y capacitación en derechos humanos a la totalidad de los servidores públicos.