Confirma ACP reanudación de obras de ampliación del Canal de Panamá

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) confirmó que un consorcio internacional reanudó hoy los trabajos de ampliación de la vía, tras 15 días de paralización, aunque aún deben definir varios puntos para terminar con éxito la obra.

"Las obras se han reiniciado esta tarde; eso trae mucha paz al país y eso era lo primordial", dijo el administrador del Canal de Panamá, Jorge Quijano.

La confirmación de la ACP se produce luego que el Grupo Unidos por el Canal de Panamá (GUPC) informó que "la reactivación de los trabajos se hace siguiendo un procedimiento que permitirá que la obra esté a pleno rendimiento en el menor tiempo posible".

Quijano señaló que "el consorcio ha garantizado que va a seguir trabajando, que era nuestro principal objetivo, para que podamos seguir adelante y tratar otros asuntos para un acuerdo a largo plazo".

El administrador anunció que ambas partes establecieron el próximo 24 de febrero como fecha límite para llegar a un acuerdo final sobre el futuro del tercer juego de esclusas de la vía interoceánica.

Ante la reanudación de los trabajos, la ACP abonará mañana viernes 36 millones 800 mil dólares para pagar las facturas de diciembre pasado al GUPC, integrado por la española Sacyr, la italiana Impregilo, la belga Jan De Nul y la panameña CUSA.

La ACP anunció el miércoles por la noche que había llegado a un acuerdo con el GUPC para reanudar las obras de expansión a partir del jueves, luego de mantenerlas paralizadas desde el 5 de febrero en medio de reclamos por mil 600 millones de dólares en sobrecostos.

El grupo suspendió los trabajos para construir el tercer juego de esclusas -el principal componente de la ampliación-, tras argumentar falta de liquidez por los supuestos gastos adicionales generados en los trabajos.

"Las partes están comprometidas en intensas negociaciones y avanzaron el miércoles en temas claves que permitan la financiación y los pagos a los subcontratistas y trabajadores del tercer juego de esclusas", indicó el consorcio en un comunicado.

Entre los puntos pendientes de definir por las partes figuran fijar la fecha de entrega de 12 de 16 compuertas, actualizar un cronograma de ejecución y establecer el calendario de repago de unos 784 millones de dólares de desembolsos anticipados.

"Existen muchas áreas donde no estamos de acuerdo y eso es lo que tenemos que ver: si podemos acercarnos. No podemos decir que ese acuerdo al final se puede dar", advirtió Quijano a periodistas.

El GUPC aceptó que el reclamo de mil 600 millones de dólares sea resuelto a través de las instancias establecidas en el contrato por tres mil 221 millones de dólares firmado en 2009.

La ampliación inició en septiembre de 2007 con una inversión total de cinco mil 250 millones de dólares con miras a finalizar el 21 de octubre de 2014 pero, a raíz del conflicto, la nueva estimación de terminación de obras apunta a diciembre de 2015.