Prohíbe parlamento de Ucrania utilizar armas contra manifestantes

El Parlamento de Ucrania aprobó hoy una norma para prohibir el uso de armas de fuego contra manifestantes, en el marco del incremento de la violencia en ese país, que desde el martes pasado ha dejado 75 muertos y cientos de heridos.

La propuesta aprobada por la oposición se produce después de que en Varsovia, el primer ministro polaco Donald Tusk declaró que el presidente ucraniano Viktor Yanukovich está de acuerdo en celebrar este año elecciones presidenciales y parlamentarias anticipadas.

El mandatario ucraniano se reunió con los ministros de Exteriores de Francia, Alemania y Polonia -en representación de la Unión Europea (UE)- para acordar una hoja de ruta que permita distender el conflicto y hallar una solución a corto plazo.

La Rada Suprema (parlamento) aprobó también el retiro de la policía y el ejército de los lugares en conflicto, horas después de que el Ministerio del Interior había autorizado a la policía el empleo de armas para contener las movilizaciones, que se producen en su mayoría en Kiev, la capital.

La medida fue aprobada durante una sesión en la que la mayoría de participantes representaba a partidos de la oposición, a lo que el gobierno del presidente Yanukovich no ha dado respuesta.

El texto condena la violencia de los últimos días y, además, limita la actuación de las fuerzas de seguridad contra los manifestantes antigubernamentales.

En concreto, según la cadena británica BBC, la norma del parlamento veta el uso de armas contra los manifestantes y contempla la retirada de los agentes desplegados para combatirlos.

El gobierno ucraniano ha elevado a 75 el número de personas que han fallecido desde el pasado martes como consecuencia de los violentos enfrentamientos entre manifestantes opositores y policías, lo que significaría que este jueves murió casi medio centenar de personas.

El Ministerio de Sanidad ha actualizado este jueves por la noche su balance y ha confirmado que hasta las 21:00 horas locales (19:00 GMT), 75 personas han perdido la vida, entre ellos 23 policías.

Además, desde el martes se han registrado 571 heridos, de los cuales 363 fueron trasladados a hospitales locales. Este jueves, el número total de heridos sería de 126, según un comunicado difundido por el Ministerio de Sanidad en su página web.

Sin embargo, el jefe del servicio médico de los manifestantes dijo que 100 personas murieron y 500 resultaron heridas sólo en los enfrentamientos de este jueves.

Una vigilia se celebró esta noche en la Plaza de la Independencia en memoria de los manifestantes muertos en los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, mientras las autoridades dijeron que 67 oficiales habían sido capturados.

Un comunicado en el sitio web de la presidencia culpó a la oposición por iniciar la violencia, diciendo que los "llamados a una tregua y el diálogo no eran más que una forma de ganar tiempo para movilizar y armar a los militantes de Maidan (Plaza de la Independencia)".

Otras versiones de cómo se originó la violencia en el centro de Kiev, después de una frágil tregua de apenas 12 horas, sostienen que la policía inició las hostilidades apoyada por francotiradores profesionales, que habrían matado al menos a 13 personas.