Abordan senadores tema de Venezuela

A propuesta del PAN, el Senado debatió un punto de acuerdo que pretendía condenar los actos violentos durante las manifestaciones en Venezuela y expresar preocupación ante esos hechos, así como externar condolencias por el fallecimiento de tres personas.

El acuerdo, impulsado por la senadora Mariana Gómez del Campo y respaldado por legisladores de los partidos Acción Nacional (PAN), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza, no encontró más apoyo.

Los senadores de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo (PT) no dieron su aval a dicha propuesta, y se manifestaron a favor del principio de la no intervención en conflicto internos.

En tribuna, Gómez del Campo Gurza, acompañada por casi toda su bancada, propuso también que el Senado solicitará a la Secretaría de Relaciones Exteriores, a través de la Representación de México ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que se impulse una resolución para que se envíe a un Relator Especial sobre los Derechos Humanos y la Libertad de Expresión a Venezuela.

Consideró que en Venezuela se está atentando contra los derechos básicos de la democracia al momento en que el gobierno de aquel país ha reprimido a la sociedad, a la prensa y a las oposiciones políticas.

Sin embargo, el perredista Manuel Camacho Solís dijo que México debe ceñirse a sus principios de política exterior, no intervención y autodeterminación de los pueblos.

Llamó a todos los involucrados en el conflicto a buscar una solución pacífica, y dijo que para México debe quedar claro que profundizar en la división será altamente dañino para el pueblo venezolano.

A su vez el senador David Monreal Ávila, del Partido del Trabajo (PT), recordó que uno de los principios fundamentales de la política exterior de México es la no intervención, al tiempo que se pronunció por el respeto al gobierno venezolano e hizo votos porque la sociedad y el gobierno resuelvan sus recientes enconos.

En tanto, la senadora María del Rocío Pineda Gochi, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), señaló que en todas las democracias existe el derecho al disenso, y Venezuela no es la excepción.

"Por ello nos manifestamos a favor del diálogo permanente para alcanzar una solución pacífica", expuso la legisladora por Michoacán quien aclaró que el gobierno de México ha estado atento a la evolución de los sucesos en territorio venezolano.

En tanto Mónica Arriola Gordillo, senadora de Nueva Alianza, presentó también un punto de acuerdo y propuso en tribuna hacer un pronunciamiento de mayor contundencia en rechazo a la violación de los derechos humanos y libertades civiles de los venezolanos.

Por el Partido Verde, Juan Gerardo Flores Ramírez opinó que la autoridad de Venezuela no ha tenido la capacidad de solucionar la problemática que sólo ha generado más violencia.

Se prevé que en la sesión ordinaria del próximo martes la Junta de Coordinación Política presente al pleno un punto de acuerdo para que sea el Senado el que externe una postura única sobre lo que ocurre en Venezuela.