Ve panista pendientes a 60 años del voto femenino

La secretaria de Promoción Política de la Mujer del Partido Acción Nacional (PAN), Guadalupe Suárez Ponce, consideró que, a pesar de los avances, hay pendientes para que las mujeres tengan las mismas oportunidades que los hombres.

Son varios los avances alcanzados en el camino de la equidad de género en México, a 60 años de que se logró el derecho de voto de la mujer, pero hay pendientes para que tengan las mismas oportunidades que los hombres en lo económico, lo político y lo social, opinó.

La panista habló en el marco de la presentación del libro "60/40 en 600. Hay mujeres para rato", coordinado por ella, y cuyo prólogo redactó el presidente nacional del PAN, Gustavo Madero.

En entrevista Suárez Ponce expuso que en estos 60 años se han registrado etapas interesantes, la primera de ellas cuando se logro que se estableciera una cuota de género de 70/30 en el caso de las candidaturas a puestos de elección popular.

Otro logro fue cuando se creó el Instituto Nacional de las Mujeres, del que derivaron varias acciones del Gobierno Federal hacia todas las instancias de gobierno para impulsar la equidad de género en todas las dependencias, agregó.

Subrayó que hoy el PAN está dando pasos firmes hacia las elecciones federales de 2015, por lo que ya tiene un plan de trabajo y la semana próxima empezará a ver el tema de las escuelas de mujeres para impulsar a por lo menos 150 candidatas a diversos puestos de elección popular.

La panista añadió que otro logro es que ahora 40 por ciento de la estructura en los Comités Municipales, Estatales y Nacional deben tener máximo 40 por ciento de personas de un mismo sexo, y lo mismo pasa en el caso de los consejos de estos tres niveles.

Comentó que se instruyó a todos los Comités Estatales que en sus convocatorias para elegir candidatos deben indicar que se tiene que votar por hombres y mujeres, ya que si el voto viene por un solo género se anula, a menos que sólo haya candidatos de un mismo sexo en el municipio.

Las mujeres ocupan un mayor número de puestos de elección popular, hay déficit en lo que respecta a las alcaldías, pues sólo el siete por ciento tienen a mujeres como presidentas municipales, expuso.

Por otro lado, comentó que el libro que se presenta fue editado por Promoción Política de la Mujer con recursos otorgados por el Instituto Federal Electoral, y en él participaron 60 mujeres y 40 hombres.

En su prólogo, el dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero Muñoz, escribió que ese libro pretende contribuir al conocimiento de los avances reales de la mujer mexicana en la historia reciente del país.

También habla de los retos que han enfrentado para su inclusión plena en la vida política, económica, social y cultural, y de las todavía urgentes tareas pendientes que se tienen en términos de equidad de género.

A su vez la magistrada electoral María del Carmen Alanis subrayó que contrario a la creencia popular lo que ocurrió el 17 de octubre de 1953 no fue exclusivamente el reconocimiento del derecho del voto de la mujer.

Resaltó que el cambio fue más profundo, pues ese año se reconocieron los derechos ciudadanos de las mexicanas, razón por la cual la Constitución les reconoce su potestad de ser electas, formar parte de los cuerpos de decisiones de la administración pública e integrarse a los partidos políticos.

En tanto, la ex candidata presidencial Josefina Vázquez Mota, escribió: "de nada sirve que las mujeres tengamos derechos al voto si en nuestras casas somos violentadas, si en el trabajo nos pagan menos que a los hombres y seguimos teniendo diferencias en el acceso a la educación".

A su vez la consejera nacional del PAN, María Elena Álvarez de Vicencio, señaló que "en toda nuestra historia las mujeres han intervenido en las acciones que conducen a mejorar las condiciones de la patria, pero generalmente lo han hecho desde un segundo plano".

Ello, explicó, por la tradición ancestral que las consideró dependientes de los varones y con capacidades limitadas, no igualables a las masculinas, amén de que sufren violencia de todo tipo, física, económica, sexual o psicológica.